OpiniónSin categoría

Defender la Constitución

Desde la elección de la Asamblea Nacional (AN) el 6 de diciembre de 2015, en la que 14 millones de venezolanos votaron dándole las dos terceras partes del parlamento a la Mesa de la Unidad Democrática, 44 sentencias han sido emitidas por la Sala Constitucional y Electoral del Tribunal Supremo de Justicia obstaculizando el ejercicio de las funciones constitucionales de la AN.

En días pasados fue designada una nueva junta directiva, la cual tengo el orgullo de presidir como establece la Constitución, con lo cual se inicia el período de sesiones del año 2017. El Tribunal Supremo de Justicia lo pretende anular con sus últimas sentencias, lo cual constituye un grave golpe al Estado de Derecho y a la Democracia. Asimismo, el diputado Gilber Caro fue detenido y trasladado a un tribunal militar violándose el claro proceso establecido en el artículo 200 de la Constitución que señala: “Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional gozarán de inmunidad en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato o la renuncia del mismo. De los presuntos delitos que cometan los o las integrantes de la Asamblea Nacional conocerá en forma privativa el Tribunal Supremo de Justicia, única autoridad que podrá ordenar, previa autorización de la Asamblea Nacional, su detención y continuar su enjuiciamiento. En caso de delito flagrante cometido por un parlamentario o parlamentaria, la autoridad competente lo o la pondrá bajo custodia en su residencia y comunicará inmediatamente el hecho al Tribunal Supremo de Justicia. Los funcionarios públicos o funcionarias públicas que violen la inmunidad de los o las integrantes de la Asamblea Nacional, incurrirán en responsabilidad penal y serán castigados o castigadas de conformidad con la ley.”

De igual forma fue abierto un procedimiento administrativo contra el gobernador del estado Miranda Henrique Capriles con el objetivo de buscar su inhabilitación política. Mientras dos concejales han sido detenidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia en las últimas horas sin razón alguna.

Este incremento en la persecución política busca evitar la expresión del pueblo venezolano, que es el único dueño de la democracia. Maduro busca seguir conteniendo la soberanía del pueblo, y como quien se enfrenta a un río crecido podría terminar arrasado. Nicolás Maduro, respete la Constitución y al pueblo venezolano. No será usted el primero ni tampoco el último gobernante a quien cegado por la terquedad lo sorprende la ira de un país cansado y desesperado. Hoy la realidad es clara. Es una decisión tomada por Nicolás Maduro que en Venezuela no haya elecciones nunca más. Eso es inaceptable y no lo vamos a permitir, cueste lo que cueste.

La Asamblea Nacional está llamada a liderar ese cambio por el que 14 millones de venezolanos votaron hace poco más de un año. ¿Qué hace un país al que se le han cerrado todos los caminos para lograr sus derechos constitucionales? ¿Qué hacer frente a un gobierno que pasa del autoritarismo a la dictadura, sin elecciones, sin derechos humanos y con el poder concentrado? Luchar sin miedo y hacerlo en todos los espacios para defender nuestra Constitución, salvarla y recuperar nuestro derecho a votar.

borgesjulio2015@gmail.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close