OpiniónSin categoría

Al lado de la gente

El lunes 23 de Enero salimos a las calles a protestar por el derecho más sagrado que hay en democracia: el derecho al voto. Días después nos trasladamos hasta la Cárcel 26 de Julio en la cual se ha recluido inconstitucionalmente al diputado Gilber Caro. Allí empleados de la Gobernación intentaron obstaculizar nuestro camino. Sin embargo, logramos sesionar y exigir la Libertad del diputado Caro. El día jueves tuvimos la oportunidad de sesionar en el Polideportivo Mesuca, que es una gran obra de infraestructura realizada por la gestión del alcalde Ocariz. Allí el Parlamento aprobó la llamada Ley de Barrios, la cual es una ley que busca otorgar la propiedad de la tierra y mejorar las condiciones urbanas y sociales de más de tres millones de familias venezolanas.

Sabemos que la crisis política y económica que vive Venezuela será un obstáculo para su implementación, pero es nuestro deber acompañar a los venezolanos y promover soluciones tangibles a sus problemas que más temprano que tarde serán hechos concretos. La Asamblea Nacional debe seguir trabajando al lado de la gente para que la Constitución venezolana sea restablecida y en consecuencia los derechos de los venezolanos.

El Parlamento rechazó esta semana las declaraciones injerencistas de Rusia en contra de la Asamblea Nacional, lo cual contrasta con un mundo que respalda al Parlamento venezolano. Solo esta semana el Senado Italiano estableció una resolución para apoyar la autonomía y las funciones constitucionales de la Asamblea Nacional en pro de la separación de Poderes. La Cámara de diputados chilena, de igual forma, se pronunció a favor de la restitución del orden democrático en nuestro país. La Unión interparlamentaria y la organización internacional de los parlamentos también señaló el agravamiento de la violación de derechos humanos a los diputados venezolanos. Así el mundo acompaña una lucha muy clara: que las funciones constitucionales de la Asamblea Nacional y el derecho al voto de los venezolanos sean respetados.

Venezuela exige ante una inflación asfixiante y una inseguridad desbordada en nuestras calles expresar nuestro deseo de cambio a través de un voto popular. Reconocemos que esta es la mejor vía, constitucional, pacífica y democrática para cambiar el rumbo de nuestro país. Rumbo que nos permita superar la peor crisis que hemos vivido en nuestra historia republicana y hacer que se respeten las instituciones del Estado, empezando por la Asamblea Nacional, que fue legítimamente electa por una avasallante cantidad de venezolanos que claman por una solución a sus problemas. Y allí estará la Asamblea Nacional, al lado de la gente.

Borgesjulio2015 gmail.com

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close