OpiniónSin categoría

El revire

La lucha activa y firme de los ciudadanos defendiendo sus derechos consagrados en la Constitución es la única vía para presionar por un cambio, no solo de régimen sino de modelo económico.

Los venezolanos no aguantamos más. Esto debe acabarse y necesitamos pasar de la frustración, la rabia y la desesperanza a la acción. Nadie lo hará por nosotros. Somos los venezolanos quienes sufrimos las injusticias de la persecución, del hambre, de la escasez de medicinas, de la violencia o cualquier otra forma de injusticia quienes debemos revirarnos a esta dictadura.

Pasan los días, las semanas y los años pero no pasa el sufrimiento y la angustia. Al contrario, cada día que pasamos con Maduro en Miraflores es peor.

Mientras los venezolanos hacen interminables colas y comen de la basura, el dictador se burla diciendo que él sí come y mucho. Mientras nuestros niños se enferman y las madres sufrimos al no poder darles las medicinas que necesitan, el dictador baila en TV. Mientras lloramos la injusta muerte de nuestros familiares o amigos asesinados por el hampa, el dictador entra en delirio nombrando el 2017 como el de la recuperación del liquiliqui (traje que Leopoldo ha usado en los sacramentos de su vida como su matrimonio y bautizo de sus hijos) en vez de hacerlo el de la seguridad y la paz.

No podemos dejar pasar otro año más de injusticia. ¿Quién lo aguanta? Tú, que estás leyendo lo que estoy sintiendo ¿aguantas un año más? ¿Aguantas otro engaño más? Tampoco yo.

Leopoldo cumplirá tres años injustamente preso en Ramo Verde por tener la claridad de ver el desastre al que nos conducía Maduro, por tener el coraje de levantar su voz y revirarse, por tener la honestidad de llamar las cosas por su nombre. Y la dictadura se resiste, combate, enfrenta y derrota con la gente en la calle como hicieron nuestros padres y abuelos en 1958.

Hoy, por no haberse arrodillado ante un diálogo falso, lo torturan y castigan incomunicándolo de sus abogados y familiares. Le quitan sus libros. Le impiden ir a la Santa Misa y recibir los dibujos de sus hijos. Pero nada de eso logra quebrarlo. Leopoldo sabe que hizo lo correcto y está convencido de que haberse puesto del lado de su pueblo es haberse puesto del lado correcto de la historia. El ideal que lo inspira: el amor a su país y la fuerza de su fe despiertan en él la convicción de que la mejor Venezuela está cerca y que solo depende de nuestra voluntad.

Nuestros objetivos este 2017 deben ser tres: volver a tener comida en los anaqueles y ayudar a quienes no tienen cómo comprar alimentos; volver a tener medicinas en nuestras farmacias y abastecer nuestros hospitales; y combatir la inseguridad para que ningún venezolano muera en manos de la delincuencia. Ninguno de estos objetivos será posible si tú y yo no nos organizamos y luchamos sin descanso para derrotar la dictadura.

Te invito a que te revires contra ella. Hagamos posible el Revire Democrático a través de la lucha no violenta, de la fuerza de nuestra fe en una mejor Venezuela. Pero hagámoslo ya. Es hora de HACER.

El 18 de febrero Leopoldo cumple tres años en la cárcel por revirarse a la dictadura. El mejor homenaje que podemos hacerle es seguir su ejemplo en las calles hasta que se vayan Maduro y los hambreadores del régimen.

Yo hago Revire Democrático. Y tú, ¿te sumas?

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close