Al lado de la gente

La Asamblea Nacional debe seguir trabajando al lado de la gente para que la Constitución venezolana sea restablecida y en consecuencia los derechos de los venezolanos. El pasado jueves 9 de febrero tuvimos la oportunidad de sesionar en el Polideportivo Mesuca, que es una gran obra de infraestructura realizada por la gestión del alcalde Carlos Ocariz. Allí el Parlamento aprobó la llamada Ley de Barrios, una ley que busca otorgarles a los venezolanos la propiedad de la tierra y mejorar las condiciones urbanas y sociales de más de tres millones de familias.

Entendemos claramente que la crisis política y económica a la que nos ha traído Nicolás Maduro Moros será un obstáculo para su implementación, pero es nuestro deber como diputados acompañar a los venezolanos y promover soluciones tangibles a sus problemas, los cuales más temprano que tarde serán hechos concretos cuando se respeten de nuevo las funciones constitucionales del Parlamento.

El mundo respalda al Parlamento venezolano. El Senado italiano estableció una resolución para apoyar la autonomía y las funciones constitucionales de la Asamblea Nacional de Venezuela. La Cámara de Diputados Chilena, de igual forma, se pronunció a favor de la restitución del orden democrático en nuestro país. Así se acompaña una lucha muy clara: que las funciones constitucionales de la Asamblea Nacional y el derecho al voto de todos los venezolanos sea respetado.

La Unión interparlamentaria, que es una organización que reúne a los parlamentos del mundo, también señaló el agravamiento de la violación de los derechos humanos a los diputados venezolanos. Destaca la grave e inconstitucional detención del diputado Gilber Caro, quien fue recluido en la cárcel 26 de Julio, a la cual nos trasladamos para verificar sus condiciones.

Una inflación asfixiante, una escasez sin precedentes en nuestra historia y una inseguridad desbordada en nuestras calles hacen necesario un cambio de rumbo. Ante la terquedad del poder para realizar ese cambio, el pueblo venezolano debe expresarse a través del voto para lograrlo. Es la mejor vía que tenemos los ciudadanos para cambiar el rumbo de nuestro país, un rumbo que nos permita superar la peor crisis que hemos vivido en toda nuestra historia republicana y hacer que se respeten las instituciones, empezando por la Asamblea Nacional, que fue legítimamente electa por una avasallante cantidad de venezolanos que claman por una solución a sus problemas. Y allí estará la Asamblea Nacional, al lado de la gente.

Borgesjulio2015@gmail.com

 

Relacionados: