Opinión

La inacción para defender al pueblo que manifiestan el Ejército, la Aviación y la Armada los hace cómplices

En Venezuela no queremos más muertos. No queremos más jóvenes asesinados. No queremos más dolor. Hoy la Guardia Nacional reprime brutalmente las manifestaciones. Día tras día comete delitos, hiere, roba, asesina. Comete delitos de Lesa Humanidad que deben ser repudiados por el mundo y deben parar de inmediato.

“Se unifica a las Fuerzas Armadas Nacionales en un cuerpo militar uniforme denominado la Fuerza Armada Nacional, pero manteniendo cada uno de los cuatro componentes integrantes de la institución, sus características y especificidad como Fuerza; siendo esta institución esencialmente profesional, sin militancia política alguna, subordinada a la autoridad civil. […]”.

“En el cumplimiento de sus funciones, la Fuerza Armada está al servicio exclusivo de la Nación y de la Constitución. En ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. […]”.

“La Guardia Nacional cooperará en el desarrollo de dichas operaciones y tendrá como responsabilidad básica la conducción de las operaciones exigidas para el mantenimiento del orden interno del país, considerado éste como el estado en el cual se administra la justicia, se consolidan los valores de libertad, democracia, independencia, paz, solidaridad, bien común, integridad territorial, convivencia e imperio de la Constitución y la ley…”.

Esta es la “Exposición de Motivos”, Capítulo III, Título VII “De la seguridad de la nación concerniente a la Fuerza Armada Nacional”, que luego se transformó en los artículos 328, 329, 330 y 331 de nuestra Constitución.

Los constituyentes de 1999 redactaron esta “Exposición de Motivos” en la que justificaron las razones que inspiraban la realización de esos artículos de la nueva Constitución. Esta iniciativa fue consultada con el pueblo en el Referéndum del 25 de abril del mismo año, a diferencia de la nueva Constitución que pretende imponernos Maduro sin consultarnos, lo cual es un fraude y una ruptura del hilo constitucional.

Queda claro que la Fuerza Armada es un solo cuerpo unificado y debe responderle al país. Ya no son llamadas en plural “las Fuerzas Armadas Nacionales” sino en singular, porque son una sola fuerza aunque tenga cuatro brazos ejecutores.

Uno solo de esos componentes, la GNB, pasó a ser un grupo de criminales que roban, asesinan, persiguen, secuestran, torturan y encarcelan a los civiles a quienes deberían estar subordinados, pues es su deber proteger.

El responsable de toda esta acción criminal de Lesa Humanidad es Nicolás Maduro como Comandante en Jefe de la FAN. Pero el dictador no está solo. Sus cómplices son el general en jefe y ministro de Defensa Vladimir Padrino, el comandante en jefe de la Guardia Nacional M/G Antonio Benavides Torres y, por las implicaciones en el orden interno, el ministro de Relaciones Interiores y Justicia Néstor Reverol.

¿Qué hacen los otros tres componentes de ese “cuerpo militar uniforme” (el Ejército, la Aviación y la Armada)? La inacción para defender al pueblo que juraron proteger los hace cómplices por omisión. ¡Reaccionen! Están a tiempo de ponerse del lado del bravo pueblo.

Esta lucha es por nuestras familias y por ustedes. El país y el mundo los observa. No pararemos hasta rescatar la libertad. Sean libertadores.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close