Opinión

Maduro quiere eliminar el Estado de derecho para sustituirlo por una Constituyente comunal

Tristeza, dolor, rabia, desesperanza y más ganas de luchar son sentimientos que nos embargan hoy en Venezuela. Todos los días vemos fracturada nuestra sociedad por la profundidad de la crisis de valores y principios que tenemos.

Jóvenes asesinados por la violencia política y la represión de Maduro. Fusilan y rompen normas del Derecho  Internacional Humanitario solo por la ambición de una camarilla burocrática/civil y sus cómplices empresariales y financieros para perpetrarse en el poder. Esta ambición jamás justificará el daño que Maduro y sus secuaces han causado a las familias venezolanas.

Este cuadro dantesco se ha visto favorecido por sectores de la plutocracia nacional e internacional. Los vimos funcionar en la Asamblea General de la OEA. Apenas dos países del hemisferio y dos del Caribe, así como ocho que se abstuvieron, impidieron una resolución por las dos terceras partes para que el pueblo venezolano viera compensado en algo la solidaridad que los gobiernos democráticos siempre tuvieron con los ciudadanos perseguidos en los tiempos de la operación Cóndor o de las dictaduras pavorosas del Caribe, por una parte; y por la otra porque el derramamiento de sangre en las calles venezolanas no puede considerarse un hecho aislado como piensan algunos países del CARICOM. Algunos de ellos, mal informados, piensan que no hay ruptura del orden constitucional sino un golpe de Estado para sacar a Maduro del poder.

La OEA no debe estancarse por los gobernantes de esos países CARICOM que piensan más en las dádivas que en los intereses democráticos y derechos humanos de la región y trancan una decisión contundente que presione la salida electoral que exigió el Papa como condición previa para hablar de diálogo. Y sobre todo cuando asumen compromisos y después ceden ante “peculiares presiones” del Régimen de Venezuela y no los cumplen.

Los países grandes deben presionar más para que un cronograma electoral concertado se dé antes de que esta tragedia termine muy mal. ¿Por qué? Porque dichos países pueden ayudar y ser parte de una cooperación social y económica junto en un futuro gobierno democrático de la MUD en Venezuela a favor del Caribe y de la región. En la cita de la OEA ha debido estar el Secretario de Estado de USA. La región lo vale y la crisis venezolana es fundamental resolverla porque si no la región se estanca y la desestabilización política amenazará más temprano que tarde al hemisferio.

Tenemos una nueva aristocracia política proveniente de los beneficios que obtienen los enchufados. Ellos están incrustados en el poder gracias a una burocracia militar corrompida. La nueva aristocracia creada por el Psuv y la burocracia corrompida monopolizan el poder. La clase media desparecida y una base social que quieren normativizar por medio del Poder Popular controlado por el Régimen.

Motivos hay para seguir en la lucha y no hay dudas acerca de las intenciones de Maduro y su nomenclatura para promover la paz. Solo buscan eliminar el Estado de derecho para sustituirlo por una Constituyente comunal y su pretensión es lograrla con el apoyo de la élite burocrática militar. No paramos. ¡Lucharemos hasta el final!

@williamsdavila

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close