.

Una inmensa mayoría ciudadana demostró que no tiene miedo

Una inmensa mayoría ciudadana demostró ayer domingo 16 de julio que no tiene miedo a participar, pese a las amenazas del régimen de Nicolás Maduro.

El Gobierno Nacional sorprendió a muchos con la medida cautelar de casa por cárcel otorgada al dirigente de Voluntad Leopoldo López. El Gobierno se jugó su carta mágica. Está sorprendido de que sigamos en la calle y que la gente siga protestando pese a la salvaje y cruenta represión. El régimen de Maduro, para movilizar gente, requiere recursos. Nosotros no. La gente sale espontánea, pero más allá de ese hecho debemos reflexionar antes de emitir opiniones. A Lilian Tintori casi la lanzan a la hoguera. La despedazaron por las redes sociales. Debemos entender que no fue fácil para ella asimilar que el Gobierno le había otorgado dicha medida a su esposo después de permanecer más de tres años encarcelado.

No debemos perder fuerzas en atacarnos, atropellarnos e insultarnos. No debemos perder nuestro norte. La lucha es por la libertad; por el cese de los atropellos que vivimos a diario. La lucha, compatriotas, es evitar que la Asamblea Nacional Constituyente venga a esclavizarnos; por ello no debemos detenernos ni hacerle el juego al Gobierno. Ya llevamos 105 días de lucha con un historial triste, con inocentes asesinados, cientos de heridos, miles con procesos injustos y amañados. Por ellos debemos seguir avanzando. Las muertes de los 95 venezolanos que murieron soñando un país mejor no deben quedar en vano. Los encarcelamientos de nuestros jóvenes al lado de los asesinos, lejos de indignarnos, nos deben llenar de fuerza.

Por ello bienvenida la medida a Leopoldo López. Muy bien, pero tenemos otros objetivos que debemos seguir y no debemos pararnos. Tenemos un gran compromiso: la consulta popular en la cual demostramos una vez más que no estamos dispuestos a vivir en dictadura. No queremos un Gobierno comunista. El Gobierno puede decir que la consulta del domingo es ilegal, que no está en la Constitución. Sí es legal y está permitida en nuestra Carta Magna. Lo ilegal es el llamado a realizar una Asamblea Nacional Constituyente sin la aprobación del pueblo. No nos consultaron si queremos transformar el Estado. El poder constituyente originario ha sido vulnerado por el Estado; por eso debemos demostrar que somos un pueblo soberano y cívico. El talante democrático y la única vía que conocemos para los cambios políticos es el voto. El solo hecho de estar en la calle le causa temor al Gobierno, por eso buscaron empañar la consulta del domingo y colocaron un simulacro para el mismo día. Están asustados.

Ratificamos el llamado de la MUD a votar por la opción del Sí en las tres preguntas de la consulta popular y ejercimos nuestro derecho al voto. El pueblo demostró que no tiene miedo a participar pese a las amenazas del presidente Nicolás Maduro, quien giró instrucciones de pasar lista a todos los empleados y funcionarios de la administración pública nacional, “sin excusa”, para que voten en la ilegal Asamblea Nacional Constituyente.

Relacionados:

La lucha hay que darla en todos los frentes

Leer más