.

El pueblo debe defender su libertad a cualquier precio

Para dirigentes de la resistencia clandestina contra la dictadura de Pérez Jiménez, como Alberto Carnevali, el pueblo debe defender su libertad a cualquier precio y con los medios que disponga.

Leyendo el documento de Alberto Carnevali de 1952 titulado “A la rebelión civil llama Acción Democrática” advierto la pertinencia y vigencia que tiene, dado el colapso que vivimos en el país, de cara a una espuria Asamblea Nacional Constituyente que quiere imponer Maduro y su claque.

Maduro saldrá del poder y es nuestro deber luchar para que el “Compromiso de Gobernabilidad” firmado por la MUD, dado a conocer el pasado lunes 20 de julio, se implemente sobre la base del mandato popular del 16 de julio, en el cual cerca de 8 millones de venezolanos votaron en la consulta popular constitucional y legítima que se llevó a cabo y que la Asamblea Nacional está ejecutando.

Carnevali describió en ese documento: “Debemos iniciar con audacia una implacable ofensiva de rebelión civil en todos los campos de la vida nacional. Todos los partidos, todos los hombres y mujeres, todos los venezolanos dignos debemos desarrollar una coordinada y certera acción multitudinaria hasta lograr poner al tirano de Pérez Jiménez en la mortal disyuntiva de reconocer la soberanía nacional o aniquilar sangrientamente a todo el pueblo Venezolano.”

Más adelante destaca lo siguiente: “Actuaremos realistamente. Con clara conciencia  de que nuestro poder no es otro que el gran poder de un pueblo enardecido porque se le ha vejado y se le ha humillado brutalmente. Actuaremos sin la menor vacilación. Sabedores de que el pueblo no tiene armas de guerra porque siempre confió ingenuamente en que las armas de los cuarteles eran para defenderlos y ahora están siendo utilizadas en su contra. Pero convencidos de que la gran tragedia política que entristece a la Nación no permite plantearse el dilema simplista de combatir con armas o no combatir… si no combatimos ahora hasta triunfar, el pueblo será esclavizado ignominiosamente por tiempo indefinido. El pueblo tiene que defender ahora mismo su libertad a cualquier precio y con los medios que tenga en sus manos”. Podemos adecuar estas palabras a nuestra situación actual como si se hubiese detenido en el tiempo.

Maduro, Cabello y compañía quieren imponer una especie de Soviet Supremo, parlamentos elegidos sin oposición, sin fecha y con voto corporativizado que al final de los tiempos resulta corrompido, burocratizado e ineficiente y lo peor antidemocrático al no reconocer al pueblo; que es el único ejecutor del poder. Y más grave aún es que legitimarán a gruesos sectores del narcotráfico dentro de las estructuras del Estado. Los cargamentos de cocaína que a diario agarran en los puertos del mundo son una muestra de la concupiscencia en los distintos sectores del Estado. Esto, sin duda, tendrá repercusión en todo el hemisferio y posteriormente abarcará otros continentes.

Henry Ramos fue claro al decir que si Maduro quiere diálogo tiene la llave: cero Asamblea Nacional Constituyente y que convoque elecciones ya.

@williamsdavila

Relacionados: