Bolívar describe en sus frases a saqueadores del erario público

Abundan frases de Simón Bolívar que retratan a quienes utilizan su nombre para saquear las arcas del Estado y arruinar la patria.

El lunes 24 de julio se celebraron 234 años del natalicio del caraqueño y Libertador Simón Bolívar, cuyos servicios a la construcción de Venezuela como nación libre y soberana han sido manipulados por algunos dictadores a lo largo de dos siglos.

Justamente, ahora tenemos más de 18 años viendo cómo unos supuestos bolivarianos destruyen su obra y la obra construida por otros venezolanos que convirtieron esta tierra en una nación petrolera que enseñó a los árabes el valor de la unión como productores para conseguir mejores precios para el crudo.

La farsa es tan evidente que esta semana los medios impresos favorecidos por ese supuesto gobierno bolivariano tuvieron que afinar la escogencia de las frases del Libertador porque casi todas retratan a estos farsantes. En algunos de esos medios tuvieron el descaro de alterar algunas frases.

A propósito del empeño de chantajear a los empleados públicos para que participen en la cínica maniobra de una Asamblea Nacional Constituyente para anular los poderes legítimos y soberanos, hay que resaltar que Simón Bolívar dijo: “Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos”.

En contra de la reelección indefinida que el desaparecido Hugo Chávez impuso por decreto, Bolívar dijo: “Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecer y él a mandarlo, de donde se origina la usurpación y la tiranía”.

Los jóvenes que se han marchado a otros países buscando lo que estos malos gobernantes les niegan, obedecen a lo dicho por Bolívar: “Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos”.

Aunque dejó abierta una rendija a la esperanza: “Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos”.

Frente al uso de un falso Tribunal Supremo de Justicia y demás tribunales para castigar a los que defienden el legado patrio, Bolívar dijo: “La justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad”.

En vez de perseguir a los designados para sustituir a esos falsos magistrados, el gobierno debería releer: “El modo de gobernar bien es el emplear hombres honrados, aunque sean enemigos” o aquello de: “Elegid por magistrados a los más virtuosos de nuestros ciudadanos”.

En cuanto a la despiadada represión contra los que piden fin al mal gobierno, estos supuestos bolivarianos deberían oír al Libertador: “Debemos emplear la razón antes que la fuerza”.

Los militares deben tener en cuenta que “el destino del Ejército es guarnecer la frontera. ¡Dios nos preserve de que vuelvan sus armas contra los ciudadanos”. Una versión ampliada de esta idea dice: “Maldito el soldado que empuñe su arma contra su propio pueblo”.

No podemos olvidar: “El sistema militar es el de la fuerza, y la fuerza no es gobierno”.

@jajogra

Relacionados: