El Nuevo País .

Mi amor por él se ha terminado

Querida Maribel: Estamos casados desde hace 50 años y nunca he sido feliz, entre otras cosas porque mi esposo me ha sido infiel desde los comienzos de nuestro matrimonio. Tengo 70 años de edad y no quiero seguir con mi marido pues él siempre ha pensado que lo más importante en la pareja es el sexo y me acosó. Me fue infiel. Te confieso que no he sido una amante de esas roba sueños porque pienso que en el matrimonio no todo es estar montada en una cama haciendo el amor para ser feliz. Mi amor por él se ha terminado por completo y deseo vivir una vejez tranquilla, sin el sufrimiento de pensar que viene de estar con otra mujer. Le he rogado que se vaya de la casa, pero no me hace caso. Viene sólo a dormir y a compartir la cama conmigo. Por su mala cabeza, ahora ha perdido todo lo que ganó en la juventud. Además, me dice que no quiere perder a la familia y yo le pregunto, ¿qué familia?, si nuestros hijos todos están casados, viven aparte y él no fue un buen ejemplo para ellos. Como es un hombre extremadamente orgulloso, no acepta ni siquiera conversar para comunicarnos. Ya estoy cansada de luchar. ¿Qué puedo hacer? Gracias. Mireyda.

Estimada Mireyda: A los ojos de quienes no conocen tu historia de las continuas infidelidades de tu marido, el querer separarte de tu esposo pareciera desleal de tu parte, especialmente ahora que es un hombre sin bienes de fortuna, sin trabajo y envejeciendo. Se podría pensar que lo abandonas y desprecias precisamente ahora después de haberte dedicado 50 años de su vida, haber formado un hogar y haber engendrado varios hijos. A simple vista luce como que lo ves como un trasto que ya no sirve para nada. Te digo todo esto para que pienses bien en los argumentos que expondrás ante el abogado para que los divorcie. Estoy totalmente de acuerdo que tienes todo el derecho a vivir una vejez tranquila pero también lo tiene él de querer permanecer en el lugar donde ha transcurrido su vida aunque sólo sean unas horas al día. Es cierto que cada quien cosecha lo que ha sembrado pero a veces la realidad suena demasiado cruel. Que tengas buen juicio en lo que decidas emprender y todo será para bien.

Para consultas y solicitudes escribir a:

maribelanders@enpaiszeta.com

Relacionados: