El Nuevo País .

La temperatura de Estados Unidos subió drásticamente

La temperatura promedio en Estados Unidos ha aumentado de manera drástica desde 1980, desde entonces ha sido de las más altas en los últimos mil 500 años, según informe del gobierno federal cuyas conclusiones fueron publicadas por The New York Times.

En el informe se indicó que las olas de calor se han vuelto más comunes y que las olas extremas de frío ocurren con menor frecuencia desde 1980. El reporte precisó que las emisiones de gases de efecto invernadero afectaran la medida en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y algunos miembros de su gabinete han cuestionado.

Los estadounidenses están sintiendo ahora los efectos del cambio climático”, señala el documento, elaborado por 13 agencias pero que todavía no ha sido publicado ni aprobado por la administración del presidente Donald Trump.

El documento es realizado cada cuatro años como parte de una evaluación climática a nivel nacional. El texto fue firmado por la Academia Nacional de Ciencias. “Lo que el clima cambie en el futuro dependerá de las emisiones que se realicen y de la sensibilidad del sistema climático a esas emisiones”, señala el texto publicado por el Times.

EEUU anunció el viernes que seguirá participando en las negociaciones internacionales sobre el cambio climático con el fin de proteger sus intereses, a pesar de su previsto retiro del acuerdo de París de 2015 sobre calentamiento global. Washington participará así en la próxima conferencia anual de cambio climático de la ONU, la COP23, que se llevará a cabo en noviembre de Bonn, Alemania. Según el Departamento de Estado, “esta participación incluirá las negociaciones en curso sobre las líneas directrices para poner en marcha el Acuerdo de París”.

El informe concluye que si los seres humanos de inmediato dejaran de emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera, la temperatura del mundo se elevaría al menos medio grado centígrado adicional durante este siglo. El aumento real proyectado sería de hasta dos grados centígrados. Una diferencia pequeña en las temperaturas globales puede generar profundos cambios, como olas de calor más largas, lluvias más intensas y la desintegración más rápida de los arrecifes de coral.

Entre los hallazgos más significativos del estudio se encuentra que es posible atribuir ciertos climas extremos al cambio climático, gracias a los avances del campo conocido como “ciencia de la atribución”, precisó Times.

Foto cortesía El Universo

Comparte esta noticia:

Tendencias

Relacionados: