El Nuevo País .

Países de América decidirán condena contra Venezuela tras instalación de la Constituyente

Este martes cancilleres y representantes de alrededor de 15 países de América debatirán sobre una posible condena contra Venezuela por “una nueva modalidad de golpe de Estado”,  luego de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por Nicolás Maduro, la cual han complicado cada vez más la crisis venezolana, así lo indicó la agencia de noticias AFP.

Este encuentro se lleva a cabo después de que el Mercosur suspendiera a Venezuela por “ruptura del orden democrático” a raíz de la votación de la Asamblea Constituyente.

Asimismo, el presidente de Perú Pedro Pablo Kucznski, condenó la convocatoria que hizo Maduro en Lima a miembros de Brasil, Argentina, Chile, México, Uruguay, Paraguay y varios países de Centroamérica y Caribe, además de Canadá para también tomar cartas en el asunto.

De acuerdo con lo explicado por fuentes diplomática a la AFP, uno de los primeros puntos de la agenda, es que Perú presentará la condena ante una “nueva modalidad de golpe de Estado, pues se ha creado una entidad inconstitucional para suplantar las funciones de un poder legítimamente elegido, sumado a la destitución ilegal de la fiscal general”.

El régimen venezolano instaló la Asamblea Consttuyente, la cual es un “suprapoder” en medio de una situación crónica ante el rechazo internacional y denuncias de “fraude”, teniendo como finalidad modificar por completo la Carta Magna de 1999 y así tomar otras decisiones con efecto inmediato.

La bancada opositora, no participó en la conformación de sus miembros, esta entidad hará que Maduro se instale de por vida en el gobierno.

Por otra parte, el canciller peruano, Ricardo Luna, indicó que si existen similitudes en que la Constituyente violente el orden democrático es posible que emitirán un comunicado en donde “diríamos que hay que revertir y deshacer la Asamblea Constituyente y restituir el poder de la Asamblea”  legislativa.

Otro punto establecido habla de un posible pedido para la liberación de presos políticos y exigir la realización de elecciones libres y democráticas para 2018.

Alrededor de 125 fallecidos han dejado las manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, las cuales iniciaron el 1 de abril.

En este sentido, el régimen madurista asegura haber controlado el alzamiento militar de este domingo, provocado supuestamente por la oposición.

 La creación de un grupo permanente de seguimiento ante la crisis venezolana es otro de los puntos que se tratara en la reunión de cancilleres.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, precisó este lunes que “Queremos constituir un grupo permanente para insistir en el camino de una negociación, porque todo conflicto en algún momento tiene que llegar a una negociación”.

De acuerdo con fuentes de la cancillería peruana, el llamado ha sido a “países que están preocupados con la situación de la democracia en Venezuela”.

Mientras que Estados Unidos no fue invitado, a pesar de ser uno de los críticos más fuertes del gobierno de Maduro, para evitar que su asistencia sea malinterpretada en Venezuela.

“Estamos comprometidos con los esfuerzos regionales para impedir que prosiga la descomposición de la institucionalidad democrática en Venezuela, así como para resolver la crisis humanitaria que vive ese país”, indicó Kuczynski.

No obstante, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aliado al régimen venezolano y sin representantes en el encuentro, el país “es un eslabón” en los presuntos planes de Estados Unidos para “derrocar, luego dominar y después adueñarse” de las reservas petroleras venezolanas.

Foto: Reuters

Relacionados: