El Nuevo País .

Arabia Saudita implementa plan para no depender del petróleo

Arabia Saudita, el principal exportador petrolero del mundo, estudia la posibilidad de buscar otras alternativas económicas, dado que consideran que el petróleo tiene sus días contados, señaló Ok Diario.

El príncipe heredero Mohammed bin Salman, tiene como reto implementar su plan para una transición que le permita estar fuera de la dependencia petrolera, luego de que su producto interno bruto se contrajo en los tres meses del ejercicio en curso por primera vez desde el año 2009.

Arabia Saudita tiene claro que el futuro pasa por un petróleo más barato, en el que la OPEP ya no podrá manejar a su antojo los precios pues muchos países productores en función de sus necesidades se saltarán la disciplina marcada, señaló Ok Diario. A esta situación se le suma la creciente tendencia de sustituir el consumo de combustibles fósiles, por lo eléctrico y las a veces mal llamadas, energías verdes.

Por esta razón, las empresas petroleras últimamente están incursionando en el área de la energía verde.

Los financieros internacionales destacan que esta situación puede generar una contracción en la demanda, no sólo de bienes y servicios sino también de deuda soberana, de acciones de empresas del llamado primer mundo e incluso del impacto que puede tener sobre los países turísticos como puede ser España, destacó Ok Diario.

Joaquín Robles, analista de XTB en conversación con Ok Diario, señaló que Arabia Saudita recaudó 4.500 millones de dólares en su primera venta de bonos islámicos locales este año.

El principal exportador de petróleo requiere nuevas vías de financiación tras el déficit presupuestario que se ha generado, por tercer año consecutivo, como consecuencia de la caída del precio del barril de petróleo.

Arabia Saudita, a pesar de que es el país con menor endeudamiento sobre su PIB con un 13,10%, el déficit para este año alcanza un -17,30%.

Algunos analistas consideran que el petróleo podría recuperarse a partir del 2019.

Por otra parte, el Ministerio de Finanzas a través de un comunicado web, informó que el reino ha señalado que han recibido ofertas de inversionistas por más de 51.000 millones de riyals.

Asimismo, Arabia Saudita vendió 12 mil millones de riyals de bonos con vencimiento en 2022, 2,9 mil millones de riyals en deuda a siete años y 2,1 mil millones de riyals de bonos a 10 años, lo que evidencia aún una confianza por parte de los inversionistas.

Los tipos de interés fijados en la subasta estuvieron entre 2,95% y 3,55%, lo que implica buena rentabilidad.

El déficit presupuestario está pronosticado en 198.000 millones de riyals para este año, aunque parece que está mejorando después de registrar una brecha fiscal de 26.200 millones en el primer trimestre. El déficit se financiará mediante la emisión de deuda y la retirada de reservas después lo que permitió al erario público saudita recoger 97.000 millones de riyals de la venta de bonos nacionales durante el año pasado, señaló Ok Diario.

Fuente: Ok Diario. Foto: Getty.

Relacionados: