CUP: el 1 de octubre “barramos el capitalismo, el patriarcado, la corrupción y la monarquía”

La CUP, Arran y Endavant, entre otras organizaciones de la izquierda independentista, este jueves presentaron una campaña para el referéndum que está previsto para el 1 de octubre, cuyo lema es: “Barrámoslos, desobediencia y autodeterminación, Països Catalans”.

Los anticapitalistas han presentado un colorido cartel con fondo azul en el que se ve un mapa de lo que denominan los Países Catalanes (Cataluña, Valencia y Baleares) y a una trabajadora de la limpieza barriendo a doce personajes que, según la CUP, encarnan las estructuras de poder político y económico social.

“La celebración del referéndum, el impulso de un proceso constituyente y la construcción de una nueva república solo es posible a través del ejercicio de la desobediencia contra las leyes injustas”, así lo expresaron miembros de Arran, junto a las diputadas Anna Gabriel y Mireia Vehí, quienes han impulsado la movilización en favor de la consulta.

Portavoces de Arran y del Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans, leyeron un comunicado durante un acto ante la Cámara de Comercio de Barcelona, el cual decía: “Queremos derruir las estructuras de poder que estimulan la desigualdad y privilegios”. “Barramos el capitalismo, el patriarcado, la corrupción y la monarquía. Autodeterminémonos, desobedezcamos leyes injustas para construir una república libre, solidaria, independiente y socialista”.

En el manifiesto se puede leer: “El Estado tiene armas importantes para tratar de impedir un referéndum y solo desobedeciendo sus prohibiciones e impulsando procesos de movilización popular será posible acumular la fuerza política democrática y social necesarias para posibilitar que se construya una nueva república más libre y más justa”.

Por su parte, el coordinador organizativo del PDeCAT, David Bonvehí, a través de las redes sociales, tildado de “miserable” que la CUP compare al expresidente de la Generalitat Artur Mas con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. “Poner en el mismo saco a Mas y Rajoy es miserable. Uno condenado por demócrata, el otro jefe de un Estado que persigue las ideas. Dais pena”.

Fuente: El País.

Foto: Miriam Lázaro

 

 

Relacionados: