Trump reacciona con ironía tras la expulsión de 755 diplomáticos estadounidenses de Rusia

Tras la expulsión de 755 diplomáticos estadounidenses en Rusia, debido a las nuevas sanciones contra ese país aprobadas por el Congreso, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, con ironía le agradeció a su colega rusa la decisión que tomó Moscú.

Desde su club de golf localizado en Nueva Jersey, lugar en donde se encuentra pasando vacaciones, Trump le indicó a la prensa: “Quiero agradecerle porque estamos tratando de recortar nuestro gasto en nóminas. Estoy muy agradecido por que él haya dejado ir un número grande de personas. No hay ninguna razón real para que vuelvan” al mismo tiempo alegó que “vamos a ahorrar mucho dinero”.

Aún no se tiene muy claro si el mandatario estadounidense hablaba con sarcasmo, pero su reacción coincide con la del Departamento de Estado, que rechazó la decisión de Moscú. Esta no es la primera vez en que Trump no respeta las reglas básicas de  conducta diplomática, y más aún con un país considerado enemigo como Rusia.

Para el 2016, pidió al Kremlin a hallar los correos electrónicos que fueron eliminados del servidor privadod e Hilary Clinton. Para ese entonces, de acuerdo con los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Moscú inició una campana de ciberataques para intentar ayudar a Trump a ganar las presidenciales.

Trump alabó repetidamente a Putin, cuando era candidato a la Casa Blanca y apostó por un acercamiento con Moscú, que se planteó hace un mes durante la primera reunión que mantuvieron ambos. Pero las relaciones con Rusia del entorno de Trump son una lluvia constante de conflictos para el mandatario. Han exigido y propiciado diversas investigaciones para concretar si Trump se acopló con la injerencia electoral rusa.

Asimismo, Donald Trump niega cualquier coordinación con Rusia. Este jueves admitió estar dispuesto a colaborar con Robert Mueller, el fiscal especial de la trama rusa que designado sin su consentimiento por el Departamento de Justicia. Además se rehúso despedirle, como lo pidió hace poco.

El presidente estadounidense rechazo la nueva ley de sanciones a Rusia aprobada por el Congreso en julio, pero sin mucha emoción tuvo que firmarla. Luego de aprobarse la norma, Putin solicitó la reducción del personal diplomático de Estados Unidos en Rusia, que sube a unas 1.200 personas. La gran parte de los trabajadores afectados serán presumiblemente rusos, por lo que se convierte en algo complicado que los funcionarios estadounidenses queden desempleados.

Foto Agencia

Relacionados: