El Nuevo País .

Dos líderes gremiales de Carabobo fueron aprehendidos en menos de 6 horas

“Unos hombres de negro preguntan por mi papá”, dijo una de las hijas menores del presidente del Colegio de Enfermeros del estado Carabobo, Julio García, toda vez que la niña atendiera el llamado a la puerta de su residencia en La Trigaleña, norte de Valencia, de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). El objetivo era claro: el líder gremial.
La mañana de este sábado corrió como pólvora por las redes sociales que afectivos del Sebin rondaban varias zonas del norte de la ciudad. Poco después, se dio a conocer la noticia: detuvieron a Julio García. Su esposa Dagny Pérez lo confirmó.
“Julio bajó y le dijeron que le traían una citación. Nosotros no encontrabamos las llaves y ellos (funcionarios) saltaron el portón. Le pusieron las esposas y se lo llevaron”, cuenta la dama, quien además tiene cuatro meses de embarazo y junto a sus dos hijas, fue testigo presencial de los hechos.
Pérez, manifestó que los hombres que ingresaron a su vivienda revisaron todo. Incluso, se llevaron algunos artefactos eléctricos y todos los teléfonos que habían en la casa.
Julio García es conocido por luchar por las reivindicaciones de su gremio. En 2011 protagonizó una huelga de hambre que extendió hasta la capital, para solicitar a la entonces ministra de Salud, Eugenia Sader, aumento salarial. Tras 24 días de lucha, se cosió los labios como parte de una radicalización de su protesta que terminó favorable para los enfermeros de Carabobo.

Detenida presidenta del Colegio de Contadores

Poco después de la aprehensión de Julio García, miembros del Colegio de Contadores del estado Carabobo, confirmaron la detención de su presidenta, Rosmary Di Pietro, ocurrida en el aeropuerto de Maiquetía, luego de viajar desde Margarita.
Di Pietro iba con sus tres hijas, quienes tras lo ocurrido, fueron rescatadas por un familiar.
Hasta el momento, se desconocen las razones por las que estos líderes fueron arrestados este sábado. Con estas detenciones, suman tres los gremialistas apresados en menos de una semana. El primero fue Omar Escalante, presidente de la Federación de Trabajadores del estado Carabobo.
De manera extraoficial se conoció que hace un par de días, los gremios sostuvieron una reunión para pronunciarse este lunes por el caso de Escalente y solicitar a las autoridades su liberación.

Relacionados: