Es necesario participar en regionales y no abandonar espacios políticos

Héctor Pérez Marcano, quien fuera uno de los líderes del Movimiento de Izquierda Revolucionario, defiende la participación en las elecciones regionales porque no se pueden abandonar los espacios políticos.

Los problemas que han surgido en el campo de la oposición no son nuevos y amenazan con volverse cíclicos; ya en el 2004, después de la derrota del revocatorio contra Chávez, se presentó una situación similar: desconcierto en los dirigentes y una caída emocional del colectivo que llevó a la apatía durante un largo tiempo. Ello llevó a iniciar una larga travesía del desierto que finalizó cuando Chávez creyéndose todopoderoso convocó al referéndum del 2007 atentando, precisamente, contra la Constitución pretendiendo modificarla para prolongar su mandato  ad infinitum. Recibió una sorpresiva derrota que lo indignó. Ello nos revela que el pueblo ha adquirido conciencia de los valores democráticos que están asentados en nuestra Carta Magna.

Precisamente ahora se presenta un cuadro político similar al del 2007. Se ha atentado contra la Constitución Nacional pretendiendo suprimirla y sustituirla por otra conveniente al objetivo del Régimen de perpetuarse en el poder. Ello ha hecho posible que las reservas democráticas que hay en el movimiento chavista se manifiesten y se revelen las graves divergencias que hay en la cúpula militar-civil que le marca pautas al Gobierno.

Si la dirigencia opositora que se concentra en la MUD tuviera conciencia del valor estratégico de la UNIDAD NACIONAL, este sería el momento político para lograrla. Llegar a esa convicción nos pondría a salvo de esos bandazos deprimentes que surgen cuando los dirigentes opositores se desconciertan al no lograr los objetivos políticos que le han prometido al pueblo. La UNIDAD NACIONAL evitaría que las coyunturas electorales revelen lo frágil de la Unidad que se propala desde la MUD y evitaría que cada cierto tiempo el pueblo se indigne contra la MUD y algunos dirigentes se dispongan a “pescar en río revuelto”. Estamos pasando por un momento difícil pero transitorio. El Régimen trata de aprovecharlo acercando las elecciones regionales, pero ello lo obliga a poner en juego espacios de poder políticos como las gobernaciones. Cada vez que esté en juego un espacio político hay que participar, demostrar que el Régimen es minoría y la mayoría lo rechaza. El Régimen está entrampado, pues ha ofrecido la ANC espúrea como una panacea que le resolverá los graves problemas de la crisis. Se agravarán y surgirá un nuevo cuadro político si se sabe construir la UNIDAD NACIONAL. Los dirigentes deben empezar por DAR LA CARA y decirle al pueblo cómo seguirá la lucha, porque el pueblo tiene su indignación  intacta, si no incrementada, y la lucha sigue.

 

Relacionados: