El Nuevo País .

La batalla será larga para derrotar la dictadura militar que nos gobierna

La oposición democrática debe explicarle a los ciudadanos que la batalla para derrotar a la dictadura militar que nos gobierna será larga.

El filósofo y estratega chino Sun Tzu, en “El arte de la guerra”, recomienda: “No hagas lo que tu enemigo desea o quiere que hagas”. Esta máxima de Sun Tzu debe ser la guía para determinar cuál es la línea correcta frente a las elecciones regionales que el Régimen se ha visto obligado a convocar. Aislado internacionalmente, con fuertes presiones de USA, a las que pronto se sumará la Unión Europea está tratando de aliviar el cerco financiero que le reduciría notablemente la capacidad de maniobra.

Volviendo sobre Sun Tzu: ¿qué es lo que el Régimen desea?: que haya una gran abstención en las elecciones regionales y le niegues el apoyo a los candidatos de la oposición. Algunos proclaman: ¿con ese CNE? ¡SÍ! Con el mismo CNE con que ganamos las elecciones parlamentarias en diciembre del 2015. ¿La diferencia? Estuvimos bien organizados y pudimos defender la votación obtenida.

La dirección opositora, cumpliendo con su papel orientador, debiera asumir y explicarle al pueblo que la lucha para derrotar al Régimen será una larga batalla, una guerra prolongada que tendrá muchas batallas, que algunas las perderemos y otras no, pero los principios de toda guerra es ganar cada batalla. Es evidente que la sociedad venezolana está en una guerra contra una dictadura militar que a veces tiene que simular que no lo es. Es una guerra política y como tal demanda una estrategia ya que en este caso parafraseando a Von Klausewitz, al revés, la política es la continuación de la guerra por otros medios.

Como es una “guerra política” en la que nuestro enemigo no tiene límites en usar todo el poderío que tiene. Léase armas, dinero, aliados poderosos como Rusia y China, como a la hora de defenderse la soberanía la pone a un lado al convertirse en colonia cubana, nosotros no tenemos por qué ruborizarnos cuando surgen aliados fuertes que pueden compensar la fortaleza de los que apoyan al régimen de Maduro. Todo lo contrario: ¡bienvenidos sean!

Fidel Castro en 1999 dijo en el Aula Magna de la UCCV que la llamada revolución cubana sobrevivió por el equilibrio de los dos bloques de poder. Uno liderado por USA y el otro por la URSS. Las circunstancias exigían ubicarse. La historia parece repetirse. Nos toca pues ubicarnos. La decisión debe ser la que más convenga a Venezuela y a la democracia. La que más convenga para ganarle la guerra a la tiranía de Padrino y Maduro.

 

Relacionados: