El Nuevo País .

Propaganda de Maduro no resuelve problemas de venezolanos

Nicolás Maduro utiliza más tiempo haciendo publicidad por cadenas de radio y televisión que gobernando para resolver los graves problemas que, en todos los ámbitos, existen en el país.

Gobernar es una cosa y encadenar radio y televisión es otra diferente. Cuando no se tiene la capacidad necesaria para realizar una obra de Gobierno en beneficio del colectivo, entonces se aparece constantemente en los medios de comunicación para simular que los medios hacen la obra de Gobierno que es incapaz de hacer. Gobernar no consiste en encadenar radio y televisión para hacer propaganda simulando que se gobierna, sino en tomar aquellas decisiones  que sean de beneficio al bien común de los ciudadanos de un país.

Cuando el presidente Nicolás Maduro convoca a una rueda de prensa a través de la radio y la televisión no está gobernando sino “simulando que gobierna”, que es bien diferente. Como su obra de Gobierno es negativa tiene para simular que sí gobierna encadenando la radio y la televisión. De esta manera se pretende simular que existe la obra de Gobierno que falta por realizar. Lo que sucede es que gobernar un país no consiste en hacer propaganda sino que es mucho más difícil.

Gobernar para alcanzar el bien común de una comunidad es una cosa y hacer propaganda de lo que no se hace es otra cosa bien diferente. Cuando el presidente de un país no sabe gobernarlo entonces se vale de una intensa publicidad buscando así llenar ese vacío, como si hacer publicidad fuera una obra de Gobierno. Esto explica por qué hay supuestos gobernantes que le dedican más tiempo a hacer propaganda que a gobernar.

El caso del tan publicitado Nicolás Maduro es bien elocuente, pues pasa más tiempo en las cadenas de radio y televisión que en Miraflores gobernando, pues como gobernar no sabe optó por dedicarse a la propaganda y para hacerlo tiene a la orden las cadenas de radio y televisión, a través de las cuales dice lo que se propone hacer, que siempre es más fácil que decir lo que fue ejecutado en beneficio de los venezolanos. Si el tiempo que el Pintón dedica a la publicidad lo utilizara para gobernar, el  beneficiado sería el colectivo, o sea, todo el pueblo venezolano. La propaganda no resuelve los problemas que cada día tienen que enfrentar los venezolanos, aunque las cadenas sean de doce horas diarias. Gobernar es una cosa y hacer ver que se gobierna a través de las cadenas es otra bien diferente.

alenri@gmaul.com

Relacionados: