Elecciones primarias serán otra gran victoria de la oposición

Otra victoria de la oposición serán las elecciones primarias del 10 de septiembre para escoger a los candidatos a las gobernaciones de estado que, por primera vez, se hicieron en 1989.

La descentralización no se consolidó en los primeros 10 años en que se desarrolló. Siempre hubo problemas porque el poder central era muy renuente a ceder poder espontáneamente en favor de las comunidades; sin embargo, al llegar Chávez al poder en 1998 inmediatamente inició un combate feroz para eliminarla, porque percibía que la verdadera democracia participativa y federal ejercería el control social y político al estado socialista del siglo XXI propiciado desde la Constituyente de 1999.

Luchar en este momento para rescatar gobernaciones es una cuestión de principios y compromisos con el pueblo explotado de nuestras provincias, vapuleadas por la voracidad burocrática del centralismo dictatorial que financia su populismo con los ingresos petroleros y fiscales de la provincia venezolana.

Hay que erradicar el populismo del régimen de Maduro desde abajo, dentro de esta larga jornada por el rescate de la democracia venezolana. Nada se retarda ni se trastoca en el proceso de lucha contra el Régimen porque la defensa de los principios es la única política eficaz y defender y promover las elecciones federales es cuestión de principios.

La oposición escoge en primarias a sus candidatos en contraste con los candidatos del populismo del régimen de Maduro que son impuestos a dedo. Una gran diferencia es la lucha de la mayoría popular y civilizada contra la barbarie fascista minoritaria militarista y  corrupta del régimen de Maduro.

Tengo encuestas en mi estado Mérida que para la fecha de este artículo señalan que un 60 % participaría en las elecciones federales si las mismas se hacen este domingo 10 de septiembre con tendencia a subir. Y para las primarias un 50 % del REP votará, es decir, que en Mérida estarían votando más o menos 150 mil personas, lo cual avizora que para octubre el Régimen perdería la gobernación de Mérida y 20 gobernaciones más.

Esta victoria contundente aligerará los procesos de cambio en Venezuela. Se pueden adelantar las elecciones generales para el primer semestre del 2018. Se blindaría aún más el apoyo internacional y desmoralizaríamos a la Dictadura que, pese a sus estructuras de poder, sale derrotada y profundizaríamos sus contradicciones internas. En definitiva, el pueblo organizado y con gobernaciones ejercería el poder para exigir las elecciones generales en nuestro país.

AD, partido constructor de la descentralización, lleva valiosos compañeros y compañeras para medirse en las primarias del 10 de septiembre. Los otros partidos también llevan candidatos con credenciales magníficas. Los reconozco a todos como valiosos demócratas; pero mi apoyo va a mis candidatos del partido y lucho porque ganen, como el caso de Ramón Guevara en Mérida quien se convertirá en el candidato de la unidad por su capacidad e idoneidad una vez triunfe el 10 de septiembre.

@williamsdavila

Relacionados: