.

Pablo Iglesias asegura que España va hacia un “estado de excepción”

Créditos de la Imagen: Agencias

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, este jueves alertó a los diputados de su grupo parlamentario que los actuales acontecimientos políticos y la crisis catalana sitúan a España en el camino hacia un “estado de excepción” por el uso partidista de las instituciones por parte del Gobierno, reseña El País.

Durante la primera reunión del grupo parlamentario confederal de Unidos Podemos-En Comúm Podem-En Marea en este período de sesiones en el Congreso, marcado fundamentalmente por el debate soberanista en Cataluña, Iglesias manifestó que “el PP está creando un estado de excepción”.

Según fuentes del grupo parlamentario, indicaron que el líder de Podemos hizo un breve análisis político sobre la situación en Cataluña, la corrupción o el “uso partidista de las instituciones por parte del PP”.

Aseguró que el PSOE “no se siente cómodo” en el actual contexto político, y reiteró “la necesidad de organizar la alternativa para echar”, al Partido Popular (PP) del Gobierno, puesto que considera que España se merece más.

Por su parte, la portavoz del grupo parlamentario, Irene Montero,  recomendó a todos los catalanes y españoles que se informen y conozcan sus derechos de participación, manifestación y reunión para que “los ejerzan”.

“Estamos ante una deriva judicial que sólo aumenta el nivel de tensión y en un país democrático un acto para defender una opinión no debería estar sujeto a prohibición porque son derechos que están consagrados y forman parte de la base de la democracia”, afirmó Montero.

Asimismo, admitió que la legalidad o ilegalidad de un acto la deciden los jueces, pero aclaró que la crisis catalana “no se resuelve así”, sino dando la palabra a los ciudadanos.

Por eso, criticó que los problemas políticos se judicialicen, y lo calificó como una mala práctica y apostó por buscar una solución política que, a su juicio, debe ser un “referéndum pactado y con garantías”.

Finalmente, afirmó que el próximo 1 de octubre lo que se va a producir es una movilización ciudadana y ante esa convocatoria insiste en que los catalanes tienen que “conocer sus derechos y ejercerlos” y los políticos trabajar para encontrar una solución política.

Relacionados: