El Nuevo País .

Papa Francisco nos recuerda que Venezuela no está sola

Su Santidad el papa Francisco, al referirse a la crisis que existe en Venezuela, afirma que necesitamos una solución pacífica y esta, necesariamente, amerita elecciones generales libres.

En su reciente viaje a nuestra hermana Colombia, el papa Francisco dijo: “Hago un llamamiento para que se rechace todo tipo de violencia en la vida política y se encuentre una solución a la grave crisis que se está viviendo y afecta a todos, especialmente a los más pobres y desfavorecidos de la sociedad”.

Su Santidad tiene razón, en Venezuela tal como lo hemos denunciado en el mundo entero y lo hemos expuesto ante la Santa Sede, hay violencia política: hay presos de conciencia, hay presos políticos, hay decenas de casos de torturas, de detenciones arbitrarias, de persecuciones por razones políticas y hay asesinatos por razones políticas. Toda esta violencia es fruto de la crueldad con la que esta dictadura trata a quienes pensamos distinto.

El papa Francisco también dijo: “lo más doloroso es el problema humanitario, tanta gente que escapa o sufre. Debemos ayudar a resolverlo. De todas maneras, yo creo que la ONU debe hacerse sentir también allí para ayudar”.

Y en efecto, tal como lo hemos venido denunciando desde hace más de dos años y tal como lo advirtiera mi esposo Leopoldo en el año 2014, Venezuela sufre una crisis humanitaria y la ONU debe asumir un rol activo en la búsqueda de una solución que le traiga paz, justicia y también comida y medicinas a Venezuela.

Nosotros, a través de Rescate Venezuela, hemos desarrollado por todo el país y por todo el mundo una campaña alertando sobre la crisis humanitaria. Recolectamos miles de cajas de insumos médicos en 11 ciudades del mundo. Los trajimos a Venezuela y los entregamos a ONGs y a hospitales. Tenemos más de un año exigiendo la apertura del canal humanitario y hemos propuesto soluciones para detener de inmediato tanta injusticia en el país con mayores reservas petroleras del mundo. Hoy, hasta el Papa habla de la crisis humanitaria que vivimos. Hay que detener de inmediato tanto sufrimiento injusto.

La Santa Sede, por instrucciones del papa Francisco, ha estado cerca de la dura situación de conflicto que vivimos los venezolanos. Los venezolanos, como lo dice Su Santidad, creemos y necesitamos una solución pacífica a esta crisis y, como siempre hemos dicho, esa solución pasa por tener elecciones generales libres, transparentes y universales, el respeto a los poderes constituidos como la Asamblea Nacional, la liberación de todos, todos, los presos políticos y la apertura de un canal humanitario.

Las palabras del papa Francisco nos vuelven a recordar que Venezuela no está sola, que debemos mantener la fe en Dios Todopoderoso y también en nuestra Iglesia y en Su Santidad.

Santo Padre, no deje de acompañar e interceder por este pueblo que lo ama y respeta. Los venezolanos queremos vivir en paz. ¡Fuerza y Fe!

Relacionados: