Corto y Profundo

Frustraciones e insultos

El análisis de los insultos que se profieren contra dirigentes de la Oposición puede convertirse en un tratado de política profunda con raíces hundidas en la ética, la psiquiatría, la psicología, la sociología y el coñoemadrismo puro y simple. Viéndolo en la superficie, son por lo general hijos de la frustración y la corrupción. Sin ocuparnos de la específica ignorancia de la política, que a muchos “niófitos” les hace creer que a un régimen de hampones bien armados se le puede tumbar con manifestantes marchando a pecho descubierto.

De los insultadores más conocidos, uno es un honrado político que en 1958 tuvo notoria actuación para luego opacarse debido a la misma característica que hoy le hace denostar: un psiquismo rígido que le inhabilita para un trabajo flexible cual política es. Otro, con instrucción y apellido, quedo marginado en una vuelta de chipola y acusa de corrupción al dirigente a quien supone autor de su desgracia. Le pedí datos concretos sobre siquiera uno de los casos que conoce. Dejó de comunicarse. Un tercero, apuesto heredero apenas conocido más allá de los tiramealgos que le adulan, quiere ser Presidente de Venezuela y por eso insulta a quienes tienen posibilidad de serlo. A estos agregó los sedicentes (auto-designados) consultores políticos, que trataron de asesorar a quienes saben lo que ellos ignoran. No les hicieron caso y ahora trabajan para laboratorios del régimen.

De estos laboratorios se distinguen dos. Uno es pagado por operadores financieros que estafaron a la Nación en años recientes y, convertidos en enemigos de sus antiguos cómplices, tratan de desacreditar a políticos que pudieran exigirles devolver lo robado. Otro es simplemente gobiernista.

Apartando a quienes pecan por ignorantes y a los cegados por la cólera, he descrito a un hato de canallas.

Tags
Mostrar más

Rafael Poleo

Director -Editor del diario El Nuevo País. Fundador de la Revista Zeta. Presidente del Grupo Editorial Poleo. Periodista. Analista político.

Artículos relacionados

Close
Close