.

El juego trancado favorece a Maduro en su objetivo de llegar a 2018

Para contrarrestar la maniobra de Maduro, la MUD debe afirmar públicamente que está dispuesta a una negociación política con el régimen.

La dirección política de la MUD debe abandonar la posición vergonzante que ha evidenciado frente al eterno asunto del diálogo. Debe hacerlo porque de nuevo estamos en otro round frente a la opinión internacional que el régimen utiliza para intentar abrir una rendija en el asfixiante clima que le cierra los canales de financiamiento en momentos en que desesperadamente necesita maniobrar para intentar cumplir con sus obligaciones y hacer algo de caja para afrontar las elecciones regionales.

Para contrarrestar la maniobra de Maduro y los hermanos Rodríguez, la MUD debe afirmar públicamente que está dispuesta a una negociación política con el régimen. Sí, negociación sin tenerle miedo a la palabra ni a “los guerrilleros del teclado” como los llaman Poleo y Ramos Allup. Si se está claro en los objetivos y se tiene confianza en la firmeza y habilidad de los negociadores entonces podremos contrarrestar la cháchara de Maduro presentándose como el campeón del diálogo y pretendiendo meter cizaña en el campo opositor cuando afirma que se han reunido cien veces con la oposición y ésta lo oculta.

Hay que desbaratar la maniobra y desnudar la demagogia de Maduro. Los dirigentes deben clarificar la nueva situación creada por el canciller francés y el Presidente dominicano, que revelan no conocer lo tramposo que es el régimen ni calibran bien hasta dónde son capaces de llegar en sus tropelías con tal de mantenerse en el poder.

La MUD debe anunciar que para negociar exige cambiar el escenario; República Dominicana introduce desconfianza, que Zapatero y Leonel Fernández también enturbian la confianza.

Si el régimen exige reconocimiento a la Prostituyente y la MUD reconocimiento a la Asamblea Nacional -como debe ser- estamos ante un juego trancado que no puede continuar. El juego trancado favorece a Maduro en su objetivo de llegar a 2018. Mientras el juego siga trancado el país se desangra y se desintegra; eso hay que lograr que quienes son solidarios lo entiendan. No podemos contentarnos con mensajes vacuos e inútiles como los del Papa Francisco. Deben tomarse las medidas necesarias pese a lo duras y trágicas que ellas puedan ser.

¡El juego trancado de Maduro, que lo favorece solo a él, hay que destrancarlo cueste lo que cueste!!!

 

Relacionados: