.

Financial Times: Cuba podría renunciar a Venezuela

Firmado por el periodista John Paul Rathbone, el artículo recuerda los nexos actuales entre Caracas y La Habana. A cambio de subsidio de petróleo y ayuda, Cuba provee a Venezuela de médicos y agentes de inteligencia.

Diario Las Américas

Un artículo del diario Financial Times vuelve a insistir en la idea de que La Habana puede ser un mediador en la crisis venezolana y facilitar una transición más allá de Nicolás Maduro. Según la publicación representantes diplomáticos “cortejan a Cuba como intermediario para la transición de Venezuela” pues la cercanía entre ambos gobiernos le “podría servir de facilitador en lugar de ser un obstáculo para alentar una transición lejos de Maduro”.

Firmado por el periodista John Paul Rathbone, el artículo recuerda los nexos actuales entre Caracas y La Habana, donde la “Cuba comunista es uno de los pocos aliados socialistas de Venezuela. A cambio de subsidio de petróleo y ayuda, La Habana provee a Caracas de médicos y agentes de inteligencia”.

La crisis financiera de Venezuela se verá agravada en cuatro semanas, dice la nota, cuando el país tenga que devolver parte de su deuda y la caída de las importaciones en un 80 por ciento en los últimos 5 años. “En algún momento el gobierno de Maduro se derrumbará. Las preguntas son cuándo y en qué circunstancias -una salida negociada, un golpe interno, o defecto y caos”, dijo un diplomático europeo cerca de conversaciones con Venezuela y Cuba. “La idea de Maduro de buscar el exilio en Cuba ha sido discutida, aunque todavía no. Pero los cubanos eventualmente jugarán un papel crítico”.

Adiós a Maduro

La publicación reconoce que “a pesar de su afinidad ideológica, hay muchas razones por las que Cuba podría renunciar a Venezuela”, pues el costo político es alto. Ya la ayuda que llega desde Caracas ha disminuido en los últimos tiempos; en un 40 por ciento cayó la entrega de los 100 mil barriles de petróleo prometidos por Chávez. “Inusualmente, la región está cada vez más a favor de Estados Unidos con relación a Venezuela, que con Cuba”, dijo a Financial Times Paul Hare, exembajador del Reino Unido en Cuba. “Venezuela se ha convertido en un problema de cuña”.

“Se entiende que los agentes cubanos controlan puestos militares importantes, ayudando así a prevenir un golpe interno contra el señor Maduro. La todopoderosa Asamblea Constituyente, instalada por el señor Maduro en agosto, es también una hoja sacada del libro de control represivo cubano, a su vez aprendido de la Unión Soviética”, afirma la publicación. Cuba refuerza su influencia en Venezuela lo que “mejorará su posición de negociación con la administración Trump”, sugirió el sitio digital Caracas Chronicles, quien ve al país como “un peón en un juego de ajedrez… entre potencias exteriores”.

Menciona varios intentos para que Raúl Castro sirva de mediador, como hizo el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, en julio pasado o el canciller mexicano, Luis Videgaray, en agosto. México podría ser el proveedor de petróleo a Cuba sustituyendo el rol de Venezuela, sugiere Financial Times y cita al profesor Christopher Sabatini, de Columbia University: “No es sólo Colombia y México: Estados Unidos también ha presionado silenciosamente a Cuba para que renuncie a su apoyo venezolano. El problema es que lo que todos buscan va en contra del ADN cubano de no intervención. Cuba nunca obligaría a Venezuela a aceptar una solución mediada que no quiera”.

Los problemas en Cuba son otra parte de la ecuación, según la nota, pues hay interrogantes sobre la esperada salida del poder de Raúl Castro en febrero del 2018 lo que frenado todas las reformas en Cuba y por tanto una posible compensación de Washington. Además, recuerda FT, de la influencia de los legisladores cubanoamericanos en el tema. “Cuba tiene los medios para ayudar, ofreciendo exilio a Maduro y a cualquier otra persona que lleve consigo. Ese es un precio que tal vez valga la pena pagar si ayuda a la transición de Venezuela “, dijo al diario José Cárdenas, un exfuncionario del Departamento de Estado que apoya la política actual de la Casa Blanca hacia Cuba, pero se pregunta por el incentivo para La Habana.

Y termina citando a un funcionario estadounidense quien asegura que “los cubanos no saltarán del caballo en Venezuela hasta que otro esté disponible… Todo el mundo lo ha intentado. Pero nadie está diciendo que lo harán -si es que alguna vez lo hizo”.

Relacionados:

Después de agredir a su esposa decidió suicidarse

Leer más