.

El descontento es global e integral, por eso la derrota del Régimen será total

Las elecciones regionales son imprescindibles para quitarle poder al Régimen y rescatar la República. Por tanto, hay que alistar la maquinaria de defensa y movilización del voto.

Cinco días faltan para una segunda derrota contundente de Nicolás Maduro y sus candidatos a gobernadores de estado. De hecho, el 15-O se realizarán las elecciones pautadas por la Constitución para elegir los respectivos gobernadores.

En este momento discutir sobre la pertinencia de dichas elecciones no tiene sentido, habida cuenta de la necesidad de cambio que la gente expresa en todas las manifestaciones a favor de nuestros candidatos.

El pueblo está pasando las de Caín y eso es lo grave. No tiene sentido quedarnos inertes cuando detrás de nosotros está un enemigo que quiere eliminarnos para impedir que vayamos en auxilio de nuestro pueblo.

Las Regionales son esenciales para el rescate de la República. Por tanto, exigir el cambio en las calles está en concordancia con la lucha que nuestros candidatos hacen todos los días para crear conciencia de lucha y organización a fin de derrotar a un Régimen caduco y reaccionario que ha llevado a la ruina al país.

A Venezuela la gobierna un Régimen disfuncional, cuya mala gestión ha sembrado el caos económico y la debacle de la sociedad. Este Régimen y sus políticas económicas han convertido lo que podría ser una de las grandes potencias latinoamericanas en una de las naciones más pobres, plagada de absurdas contradicciones.

Para cambiar este modelo hambreador, arrancar desde abajo promoviendo la descentralización es fundamental si queremos la reconstrucción del país.

Estos comicios cumplen un papel fundamental, porque los candidatos y sus equipos le dicen al pueblo la verdad y desenmascaran la farsa electoral del 30 de julio. El pueblo hambreado, que hace cola para comer, escucha los discursos y se anima a romper el miedo en actos donde el alcalde del Psuv se pone en las esquinas para chequear a los asistentes del acto, como ocurrió en el Municipio Aricagua de Mérida el domingo pasado ante la concurrida asistencia del pueblo para escuchar mi mensaje como jefe de Campaña de nuestro candidato Ramón Guevara.

Pese a esas presiones del Régimen, el pueblo tomó una determinación de cambio. Saldrá a votar el 15 de octubre por el cambio en sus regiones; contra el hambre, las colas, la persecución y la opresión que promueve el Régimen ante el terror de una derrota que abrumadoramente recibirá el domingo 15 de octubre.

Cabe recalcar que la realización de estas elecciones regionales y la consecuente derrota del Régimen no impiden la dinámica que la comunidad internacional impulsa en cuanto a la investigación de los delitos de lesa humanidad y violación de derechos humanos cometidos por el régimen de Maduro.

Al Régimen le aterra que en nuestros campos el pueblo se informe. En las manifestaciones de calle, en municipios alejados de la ciudad, el reclamo y la condena es mucho mayor en proporción al de las ciudades. El descontento es global e integral. Por eso la derrota del Régimen será total.

Pero cero triunfalismo. La tarea responsable es tener preparada toda la maquinaria de defensa y movilización del voto.

@williamsdavila

Relacionados: