.

Elecciones regionales son una oportunidad de lucha pacífica

Las elecciones regionales son una oportunidad de movilización pacífica y forman parte de las formas de lucha que aconseja Nguyen Giap, el militar vietnamita que derrotó a los franceses y los expulsó de Indochina.

Vamos a poner todas las cartas sobre la mesa y por tanto apelando a todas las fortalezas que de ellas dimanen. Todas las maniobras se valen. Es el arte de la guerra, como diría Sun Tzu, y hay habilidades y fortalezas que habría que desplegar sin rubor alguno.

El régimen justifica su desastre alegando que hay una guerra económica para hacerlo fracasar cuando en verdad es una guerra del régimen contra el pueblo para someterlo a sus designios y para mantenerse en el poder. Para ello se vale de alianzas y pactos con otros regímenes, de su misma tipología, es decir, totalitarios y enemigos de la libertad y la democracia, en lo cual se identifican plenamente. Destacan entre estos aliados Rusia y China, dos de las más poderosas naciones del orbe. Cuando el régimen venezolano está en difícil situación Rusia y China acuden en su auxilio con recursos económicos y militares. Rusia acaba de venderles 10 helicópteros de última generación -cientos de millones de dólares que engrosarán la deuda que será renegociada. Putin se encontró un venado desesperado dispuesto a vender a la patria venezolana.

Luego si el régimen tiene tan poderosos aliados las fuerzas opositores -léase la MUD- deben sellar alianzas que equilibren las fuerzas o inclinen de su lado las posibilidades de victoria. Por tanto es lícito -cuando se lucha por la democracia, el futuro y la libertad de un pueblo- apelar a todas las formas de lucha. Nguyen Giap, el brillante militar vietnamita que derrotó a los franceses y los expulsó de Indochina escribió un libro en el que teorizó sobre las formas de lucha, lo llamó “Guerra del Pueblo”. Mucha gente cree que la lucha de Viet-Nam por su liberación fue solo militar, guerrillera. Giap describe cómo el pueblo vietnamita desarrolló las más variadas formas pacíficas de lucha que complementaban a la guerrillera.

Luego nosotros debemos balancear el apoyo ruso y chino con el norteamericano. Con un plan de gobierno de transición, de UNIDAD NACIONAL y recuperación, abiertamente, sin vergüenza. La MUD debe tener el coraje de proponerlo, así ello implique una intervención militar que contrarreste la fuerza militar del régimen. No veo otro camino para restaurar la democracia en Venezuela. Lo que no debemos hacer es pasar de calle a diálogo y viceversa. En esa táctica las elecciones regionales son una oportunidad de movilización pacífica y forman parte de la combinación de todas las formas de lucha, como aconseja Nguyen Giap.

 

 

 

Relacionados:

Después de agredir a su esposa decidió suicidarse

Leer más