.

Desde 2011, Estados Unidos no aporta económicamente a la Unesco

Créditos de la Imagen: rt.com

En octubre de 2011, durante la administración de Barack Obama, Estados Unidos retiró su aportación económica a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), por haber aceptado la inclusión de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como miembro de pleno derecho dentro de la organización.

Seis años después, el Gobierno de Donald Trump decide abandonar el organismo, motivado principalmente a los impagos de contribuciones por parte de otros países miembros, así como por el reconocimiento de Palestina como Estado miembro.

Pocas horas después de conocerse la decisión de Estados Unidos, el Gobierno de Israel también anunció su retiro de la organización, en virtud de que está -la Unesco- “se ha convertido en el teatro del absurdo y porque en lugar de preservar la historia, la distorsiona”.

Lea también: Directora General de la Unesco expresa “profundo pesar” por retiro de EE.UU. de la organización

En aquel entonces, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, había subrayado con anterioridad que la legislación estadounidense prohíbe al gobierno financiar a organizaciones que acepten a los palestinos como miembro.

Las consecuencias

Tras la decisión del organismo de admitir a Palestina, EE.UU. se negó a realizar un pago de 60 millones de dólares a la Unesco en noviembre de 2011, y desde entonces no ha vuelto a realizar contribuciones con la organización, pese a que es el país que más aportaba con una cuota del 22 %, por delante de Japón y Alemania, reseñó El Mundo.

A favor de la entrada de Palestina votaron India, China, España o Francia, y varios países latinoamericanos. En contra se pronunciaron Estados Unidos, Alemania, Canadá e Israel. No obstante, Palestina consiguió que 107 Estados votaran a favor, frente a 14 que lo hicieron en contra, de un total de 173 que emitieron su voto.

Relacionados: