El Nuevo País .

El 15-O votaremos por la Unidad, la Libertad y la Justicia

Las organizaciones políticas han hecho un gran esfuerzo al dejar de lado sus intereses y al no caer en las distracciones del Gobierno para mantener firme la Unidad. Ahora nos toca hacer lo mismo yendo a votar.

Una vez más tenemos la oportunidad de expresar nuestra voluntad de cambio en otro terreno de lucha: votando en las elecciones regionales. El 15 de octubre, nuestra incansable determinación por lograr la libertad continúa a través de uno de nuestros más preciados derechos: elegir.

Hoy, el 90 % de los venezolanos rechazamos al régimen de Nicolás Maduro. Venezuela vive una dictadura con las cifras más alarmantes en desnutrición, inflación, escasez e inseguridad del continente. Con más de 400 presos políticos, alcaldes en el exilio y  encarcelados; tratamientos crueles que han derivado en el fallecimiento de líderes políticos en condición de cárcel, la dictadura venezolana se define como un régimen evidentemente violador de derechos humanos, torturado y despreocupado por la crisis humanitaria que afecta a los más pobres.

Pero los venezolanos estamos decididos a cambiar. Nuestro país necesita salir de la dictadura y todos los venezolanos tenemos el deber de apoyar cada espacio de libertad que podamos rescatar, en lo internacional, en la calle, en lo institucional y en lo electoral. Así lo hicimos en las elecciones del 2015 cuando ganamos la Asamblea Nacional y así lo haremos este domingo 15 de octubre en el que elegiremos, en unidad, a los gobernadores que representarán la gesta libertaria en cada uno de los estados del país.

Pero con las regionales no termina el trabajo. Esta lucha ha sido larga y debe continuar. Debemos seguir exigiendo, como lo pedimos durante los cuatro meses de protestas pacíficas: libertad para todos los presos políticos, apertura de un canal humanitario para que entren comida y medicinas, respeto a nuestra Asamblea Nacional y a nuestra Constitución y elecciones generales que garanticen la elección de un nuevo presidente, la instauración de un nuevo Gobierno y el inicio de la construcción de una nueva y mejor Venezuela. Ese debe seguir siendo el foco de la Unidad Democrática.

Leopoldo, mi esposo, siempre ha dicho que la salida debe ser pacífica, democrática y constitucional y tenemos dos herramientas: voto y calle, calle y voto. Por llamar a las calles a protestar en 2014, hoy es un preso de conciencia; pero Leopoldo continúa fiel a su compromiso de lograr la libertad en la calle con la gente y con el voto popular.

La unidad es un valor superior, reconocido y valorado por el pueblo y exigido por la comunidad internacional. Hoy los partidos políticos, ante tanta trampa y ventajismo han tenido un comportamiento muy ejemplificador de UNIDAD y eso debemos celebrarlo y reconocerlo. Que una organización política decida desprenderse de su símbolo, de su bandera y decida hacer campaña por otra tarjeta (porque no permitieron las sustituciones, luego de las primarias) es un gesto de desprendimiento y amor por el país. La Unidad no ha caído en las distracciones y peines de la dictadura. Los venezolanos tampoco debemos caer y por eso ¡Todos a votar!

Por cada bala, cada tortura, cada encarcelamiento injusto, cada intimidación o amenaza; por cada niño que sufre desnutrición; por los tiros que mataron a nuestros hijos en las protestas pacíficas, vamos este domingo a la calle para votar y decir SÍ a la libertad y a la justicia por la que tanto hemos luchado; para votar y seguir trabajando por el rescate de la democracia en Venezuela.‎

 

Relacionados: