El Nuevo País .

Héroes de la ortografía recorren calles para corregir horrores en grafitis

Créditos de la Imagen: AFP

Muchos de los mensajes vistos en las calles pueden resultar tan hermosos como indescifrables de no estar escrito correctamente. Signos de puntuación como las comas, y los puntos, los de interrogación o acentos, son esenciales en tiempos donde la forma es tan importante como el fondo.

No son pocas las barbaridades plasmadas en los murales y paredes grafiteadas con mensajes que quedan en el recuerdo tanto por la contundencia de sus líneas como por las omisiones gramaticales.

Un grupo de voluntarios recorre las calles de Quito, en Ecuador, y en Madrid, España, con la intención de corregir muchas de esos “horrores” que dejan a más de uno pensando en la Real Academia Española y en la importancia de la buena ortografía.

Acentos que brillan por su ausencia, falta de signos de puntuación que hacen la gran diferencia en el mensaje que se va a transmitir, diferencias entre mayúsculas y minúsculas, son algunas de las fallas más recurrentes vistas en estos murales y que estos justicieros de la ortografía no están dispuestos a dejar pasar.

Relacionados: