El Nuevo País .

¿Por qué no hay dinero para el pueblo?

En los últimos años, el Gobierno recibió billones de dólares y se endeudó por más de $250.000 millones. Esa fortuna la regalaron, la malgastaron y la robaron, dejándonos en la pobreza, con un sector privado sin acceso a las divisas que le permitirían crear empleo y bienestar.

No hay dinero para el pueblo venezolano porque en los últimos tres años la producción petrolera ha caído 750.000 barriles por día. A los precios actuales, 15.000 millones de dólares menos por año. Pero, además, porque todo se lo quedan ellos. En los últimos meses, el Gobierno le ha vendido al sector privado menos del 2 % de las divisas que le ingresan al país. Es decir, por cada 100 dólares que ingresan, más de 98 se lo reparten entre ellos, y menos de 2 dólares los venden. Esos 2 dólares son los que pueden convertirse en producción, empleo y bienestar.

El Gobierno está aplicando un recorte brutal de las importaciones para así pagar los $3.500 millones de la  deuda externa que vencen en las próximas cuatro semanas. Menos importaciones se traducen en menor producción, menor empleo, más pobreza. Nicolás Maduro prefiere quedar bien fuera de Venezuela antes que conseguir comida para los venezolanos.

Este recorte llega justo antes de navidades, cuando por prestaciones y aguinaldos algunos venezolanos reciben un poco más de dinero. Esos ingresos serán destruidos por la hiperinflación debida a una mala política del gobierno. Viviremos las navidades más tristes de nuestra historia, sin estreno y sin hallacas.

La solución no es vender el oro. Eso es vender a precio de gallina flaca el último activo que le queda al país. No es justo que la comunidad financiera internacional siga aprovechándose del hambre de los venezolanos. Le pedimos ayuda a nuestros socios internacionales y especialmente al Reino Unido. Es urgente que se abran puertos y aeropuertos a la ayuda humanitaria. Es un crimen que los venezolanos estén hurgando en la basura cuando la comunidad internacional está dispuesta a ayudarnos.

Tienen que refinanciar la deuda que está por vencerse. Tienen que reconocer a la Asamblea Nacional para comenzar a crear algo de confianza en los mercados financieros internacionales. Venezuela no está hoy en capacidad de pagar $3.500 millones en deuda, frente a tanta hambre y escasez.

Es necesario parar la caída de la producción petrolera. Abrir la industria petrolera al talento venezolano-internacional para que éste logre revertir la caída de la producción. No podemos seguir con el control de cambios. La estrategia no puede ser entregar todos los dólares a corruptos y enchufados. Es necesario abrir un mercado de divisas. Vender más dólares al sector privado, porque cada dólar que se vende al sector privado se transforma en 7 dólares de producción, bienestar, y empleo.

Relacionados: