El Nuevo País .

El suicidio político de abstenerse facilita al Régimen dominar todo de acuerdo a sus intereses

La abstención es un suicidio político que le facilitará al régimen de Nicolás Maduro dominar todo, de acuerdo a sus intereses.

Lo más urgente para las fuerzas opositoras que de alguna manera lideran a la oposición venezolana es reconstruir la Unidad y elaborar una política que recoja la desbandada y encauce organizadamente la acción política de relevo al actual régimen que está en fase terminal.

Esos dirigentes que componen el llamado G-4 de la MUD le deben una explicación al pueblo que luce abandonado y desconsolado ante la privada y la falta de garra política demostrada ante los resultados del 15-O. Todavía no entiendo cómo se rindieron tan rápidamente ante la matriz de opinión creada por el gobierno para asignarse una -según ellos- clamorosa victoria y una aplastante derrota de la oposición. Yo me pregunto todavía: ¿qué fue lo que ganó el régimen?

Si se sabía -y había sido denunciado- que cometerían un fraude gigantesco y descarado para asegurarse determinadas  gobernaciones -caso Miranda, por ejemplo- aun así fueron derrotados en Táchira, Zulia, Anzoátegui, Nueva Esparta, Mérida y Bolívar. En territorio y población suman más que varias naciones europeas. ¿O es que al régimen no le interesaba ganar esas regiones? Yo hubiera celebrado esas victorias con una gran concentración política nacional invitando a la OEA, la Unión Europea, al grupo de Lima y a la ONU a celebrar la victoria de la democracia en esas regiones. Lamentablemente salió a relucir lo pataruco de su contextura política, no fueron capaces de orientar a los nuevos victoriosos gobernadores y se puso la torta de la juramentación ante la ANC. Quemaron a unos líderes y a una lideresa que merecían reconocimiento.

Para eludir el aluvión de críticas ahora se apresuran a decretar la abstención para las próximas elecciones municipales. Pero bueno, ¿no han pregonado -cada vez que la calle se calienta- que la salida es electoral y pacífica? Se han paseado, ¿acaso? por las consecuencias legales de esa decisión? ¿Han analizado, acaso, la estrategia del régimen que nos está cazando para aplicar la legalidad revolucionaria impuesta por el parlamento constituyentista. LA ABSTENCIÓN NO ES UNA POLÍTICA, al contrario, ES UN SUICIDIO POLÍTICO que le facilitará la dominación al régimen. Andrés Velásquez y los cuatro gobernadores demostraron que con organización y tesón el fraude puede ser derrotado.

Yo los invito a reflexionar, a trabajar por la construcción de la Unidad Nacional que el proceso requiere. No podemos facilitar la estrategia madurista de realizar elecciones presidenciales con los partidos de oposición ilegalizados. No podemos facilitar que Maduro sea candidato único y al estilo Mugabe obtenga el 90% de los  votos.

¿Qué esperan para apoyar a Nicmer Evans y convertirlo en el candidato de la oposición contra la candidata de Jorge Rodríguez?

 

Relacionados: