El Nuevo País .

Asamblea Nacional: Con nueva fracción parlamentaria y debate sobre el diálogo

Créditos de la Imagen: Prodavinci

Este martes, con un quórum justo pues acudieron 84 diputados, la Asamblea Nacional (AN) debatió sobre el proceso de negociación con el Gobierno, el cual quedó suspendido este 15 de noviembre cómo se había anunciado y también se vio el nacimiento de una nueva fracción parlamentaria denominada “16 de julio”, conformada por los partidos minoritarios. 

Esta fracción, con 13 diputados entre principales y suplentes de Vente Venezuela, Alianza Bravo Pueblo y Convergencia, busca presionar para la incorporación de los diputados de Amazonas y la escogencia de nuevas autoridades del Poder Electoral. 

Esta nueva fracción, en desacuerdo con el diálogo, logró que el debate sobre este punto se pospusiera hasta el próximo martes.  

Además de esto, la Asamblea aprobó crear una comisión, presidida por el jefe de fracción de la Unidad, Stalin González, y por el resto de jefes de fracción de los distintos partidos incluido el de esta nueva fracción parlamentaria para debatir sobre la decisión de mantener las conversaciones con el Gobierno. 

Esta comisión también se reunirá con representantes de sectores de la sociedad a partir de este jueves. 

El diputado por Vente Venezuela, Omar González, cuestionó quienes representarían a la oposición, la agenda y que se realicen en República Dominicana estas conversaciones. 

Su intervención genero críticas en la plenaria y hasta una intervención poco usual por parte del presiente de la Asamblea, Julio Borges, quien señaló que las diferencias no pueden ser usadas para “fracturar” a la oposición y aseguró que las negociaciones con el Gobierno son para “exigir derechos. No para renunciar a ellos”. 

El próximo martes, este tema volverá a ser discutido aunque se mantienen reuniones políticas por estos días. 

No a la Ley contra el odio 

La Asamblea también aprobó un acuerdo en el que se rechaza la recién aprobada Ley contra el odio, por la convivencia pacífica y la tolerancia. 

El acuerdo establece que el único organismo facultado para aprobar leyes es la Asamblea Nacional. Además, reitera el carácter “ilegal” de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y y establece que dicha ley busca “tipificar como delito la disidencia”. Por tanto, declaran la Ley como nula. 

Relacionados: