El Nuevo País .

ELN: continuidad de tregua en Colombia está en riesgo

La guerrilla del ELN advirtió de nuevo este lunes que la continuidad del alto al fuego pactado con el gobierno de Colombia está “en riesgo”, a raíz de “graves hechos” ocurridos desde que entró a regir el pasado 1 de octubre.

El equipo negociador del ELN, que busca desde febrero un acuerdo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos en Quito, similar al firmado con las FARC, difundió por redes sociales su balance del cuarto ciclo de negociaciones y del cese bilateral temporal pactado hasta el próximo 9 de enero.

“Aunque las partes hemos logrado sostenerlo (el alto al fuego) y ha traído alivios humanitarios para las regiones de mayor conflicto, también ha reportado, durante los 2 meses de ejecución, graves hechos que ponen en riesgo su continuidad”, denuncian los rebeldes.

En concreto, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) denuncia “la reticencia del gobierno a evaluar y verificar” la responsabilidad de la fuerza pública en la muerte de 9 campesinos en una protesta cocalera en Tumaco, en la frontera con Ecuador, y en la de una periodista indígena en una movilización por tierras.

Los rebeldes consideran también violaciones “graves e inadmisibles” al alto al fuego “dos ataques de las fuerzas militares del gobierno a campamentos del ELN” y denuncian “ataques” de agentes carcelarios “a presos políticos” en varios centros penitenciarios.

El balance del ELN difiere del suministrado por el gobierno, cuyo jefe negociador Juan Camilo Restrepo anunció que dejará el cargo en enero, cuando concluye la tregua.

El viernes Restrepo calificó de “satisfactorio” el cuarto ciclo, en el que se alcanzó la primera tregua bilateral con el ELN desde que ese grupo se alzó en armas en 1964.

Con 1.500 combatientes, el ELN, que ha reconocido su responsabilidad y pedido perdón por la muerte de un gobernador indígena durante la tregua, es la última guerrilla reconocida por el gobierno de Colombia.

Los rebeldes aseguran que el quinto ciclo de negociaciones, que se iniciará el 9 de enero, cuando termina el alto al fuego, “tendrá que evaluar el actual Cese al Fuego”. Ambas partes no descartan prolongarlo.

La ONU y la Iglesia, que verifican su cumplimiento, pidieron establecer un nuevo cese, aun cuando reconocieron violaciones.

El presidente Santos intenta alcanzar un acuerdo con el ELN similar al que permitió el desarme y transformación en partido político de la guerrilla comunista de las FARC.

Más de medio siglo de conflicto armado en Colombia deja unas 7,5 millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

Relacionados: