El Nuevo País .

Puigdemont contra la espada y la pared: ¿Alarga su fuga o vuelve a España?

Créditos de la Imagen: EFE

Ayer el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena retiró las órdenes europeas de detención (OED) dictadas contra el expresidente catalán, Carles Puigdemont y los cuatro exconsejeros. Con esta decisión, el Magistrado solo deja dos opciones al exmandatario: eternizar su fuga o volver a España sabiendo que será enviado directamente a la cárcel. Por su parte, la Fiscalía española levantó las medidas cautelares impuestas a los fugados, reseña El País.

Puigdemont ha optado por hacer su campaña a través de medios digitales, sin embargo, en los últimos días ha manifestado que le “encantaría” hacer campaña en Cataluña, pero no lo hace para no alejarse de Bélgica por si el juez de ese país le reclama.

Basándose en este argumento, Llarena dijo que la decisión de retirar las órdenes europeas e internacionales de detención no genera ningún perjuicio a Puigdemont y los exconsejeros fugados porque se opusieron a que Bélgica ejecutara la euroorden y además, habían dicho que les gustaría volver a Cataluña. “Eso es lo que esta resolución les aporta”.

Pese a esto el juez mantiene la orden nacional, que implica que el expresidente será arrestado y enviado a la cárcel si viaja a España. Esto pone a Puigdemont ante un dilema: o alarga de manera indefinida su fuga, en Bélgica o en cualquier otro país, o vuelve a su país sabiendo que irá directo a prisión.

El Parlamento catalán que salga de las elecciones del 21 de diciembre tiene que constituirse antes del 23 de enero de 2018, por lo que si Puigdemont, candidato de Juntos por Cataluña a presidente de la Generalitat, quisiera tomar posesión de su acta como diputado tendría que volver ese día a Barcelona y sería detenido.

Tras conocer la decisión del juez del Supremo, uno de los abogados de Puigdemont en Bélgica, Paul Bekaert, aseguró en declaraciones al diario L’Echoque su cliente no se irá de aquel país. El letrado rechazó su vuelta a España porque aún pesa sobre él la orden de arresto nacional.

Anne Weyembergh, investigadora y experta en la euroorden del Instituto de Estudios Europeos, perteneciente a la Universidad Libre de Bruselas, explicó que Puigdemont “legalmente puede quedarse en Bélgica indefinidamente”. Además, señaló que si se traslada a otro país europeo menos favorable para los intereses judiciales, “nada impide a España emitir otra euroorden”, e incluso permaneciendo en Bélgica, cabe la posibilidad de volver a emitirla en un futuro.

Relacionados: