El Nuevo País .

Rajoy condiciona la reforma constitucional a la defensa de la soberanía nacional y el consenso

Créditos de la Imagen: Agencia

Este miércoles, el presidente español, Mariano Rajoy supeditó la reforma de la Constitución a que se cumplan tres condiciones: consenso, defensa de la soberanía nacional y un anuncio previo por parte de todos los partidos en el que cada uno explicite qué partes del texto fundamental quiere reformar, reseña El País.

Durante el 39º aniversario de la Carta Magna, aseguró que está dispuesto a realizar una reforma constitucional pero aclaró que “no voy a aceptar de ninguna manera que se rompa la soberanía nacional, para mí lo que sea España lo deciden todos los españoles y no una parte de ellos”. Además, dice que debe hacerse “con un consenso muy generalizado, como en 1978. Una Constitución, por mayoría, no se puede reformar, eso es un disparate”. También señala que “es muy importante también que cada uno diga qué es exactamente lo que hay que reformar“.

Con respecto a la financiación autonómica, recordó que ya está en marcha el estudio del nuevo sistema, sin concretar cuándo llevará a cabo, esto tras las críticas de la presidenta andaluza, Susana Díaz. Por este motivo, Rajoy argumenta en que solo tiene 137 escaños en el Congreso, cuando necesita 176 para aprobar el nuevo sistema.

En este sentido, el presidente volvió a apelar al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), cuyo imprescindible apoyo pide. Asimismo, señaló que el Partido Popular (PP), ni puede ni quiere renovar el modelo sin los socialistas porque estos gobiernan en siete comunidades autónomas.

 

Relacionados: