El Nuevo País .

Juez pide desafuero de Kirchner para poder detenerla por “encubrimiento agravado”

Créditos de la Imagen: EFE/Grigoriy Sisoev

El juez Claudio Bonadio procesó a la expresidenta Cristina Kirchner con prisión preventiva, luego de un mes de declarar en la causa que se originó con la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, quien la acusó de encubrimiento del atentado a la AMIA. El letrado pidió su desafuero como Senadora para poder detenerla. El caso pasa ahora a manos del Senado, reseña El Clarín.

Se pudo conocer que están detenidos otros acusados de la causa: el exsecretario, Carlos Zannini; expiquetero, Luis D’Elía; exlíder de Quebracho, Fernando Esteche y el dirigente de origen libanés Yussuf Khalil. Bonadio también procesó al excanciller, Héctor Timerman.

El juez procesa a Kirchner por la causa donde se le acusa de montar un “plan criminal orquestado” junto al ex canciller Héctor Timerman, el cual fue diseñado para “dotar de impunidad” a los ciudadanos iraníes que tenían captura internacional pedida a Interpol por el atentado a la AMIA.  Este “encubrimiento” les permitió ” eludir la investigación penal y sustraerse de la acción de la justicia argentina, en desmedro de los intereses de las víctimas y el real esclarecimiento del atentado”. Por tales motivos, el letrado pidió su desafuero y detención.

Este ya sería el cuarto procesamiento de la expresidenta, a horas de la detención de uno de los hombres más importantes del kirchnerismo: Carlos Zannini.

El “plan denunciado” contó con “canales paralelos de comunicación y negociación, no oficiales”, como “vías concretas, eficientes y confiables para avanzar con el objetivo criminal planeado”. Además, se incluyó a “un grupo de individuos estrechamente vinculado con funcionarios y ex funcionarios de los gobiernos involucrados”, que desde la informalidad, “contribuyeron estratégica y sustancialmente con las acciones necesarias para la concreción del plan”: Luis D´Elía, Fernando Esteche, Ramón Bogado, Héctor Yrimia y Jorge Khalil. Todos ellos ya declararon.

En este sentido, el juez Bonadio los encontró responsables del delito de encubrimiento y los procesó. Esto representa para Kirchner su cuarto procesamiento en la justicia federal, donde ya está procesada por asociación ilícita, lavado de dinero, negociaciones incompatibles y defraudación al Estado.

 

 

Relacionados: