El Nuevo País .

Oposición necesita sincronizar acciones para fortalecer puntos propuestos en la negociación

Williams Dávila, miembro de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, llama la atención sobre la necesidad de que la oposición sincronice sus acciones para fortalecer los puntos que propone en la negociación.

Solo el vocero oficial de la oposición es el encargado de informar, por este sector, de la población, lo discutido y por discutir en el proceso de diálogo en curso en República Dominicana.

Aunque he dado declaraciones en relación a dicho proceso y la estrategia política del Régimen que aplica una operación tenaza en lo interno y en lo externo para entramparnos, aspiro que el “speaker” mediante una buena comunicación política informe y mantenga informado a la sociedad democrática en relación a lo acontecido en República Dominicana el pasado 15 de diciembre con el objeto de rescatar la confianza y la fe en la lucha democrática, en el voto como instrumento esencial que sintetiza las aspiraciones de cambio del pueblo venezolano y la credibilidad en la política como ciencia de la transformación de la sociedad y resolución democrática de conflictos sociales.

Más allá de lo que se dice -importa más- la percepción y ésta en este momento es negativa. Una prueba de ello es el desaliento, entre otros impactos y causas, que vimos en las elecciones del pasado domingo 10 de diciembre.

Percepción que se va distorsionando porque no se ven resultados concretos, sino tiempos diplomáticos y estos tienen sus tiempos y reglas. Por eso pienso que nos ha faltado sincronización entre la acción internacional, la nacional y la social. Incluso noto que no hay coordinación internacional entre la misma comunidad internacional y esa falla solo la podemos corregir si replanteamos la operatividad de la MUD en todos los campos antes mencionados. Que en el exterior nos vean coherentes y unidos dejando de lado el dibujo libre.

Es esencial sincronizar las acciones porque noto que hemos perdido sustento en el campo internacional y en gran parte por la descoordinación, la falta de unidad y de “sala situacional” para el análisis de discurso, de hechos políticos, de estrategias que nos den fuerza en los puntos que proponemos para una negociación concreta en favor del pueblo venezolano.

Vistas las graves violaciones de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y de la paz, la situación de Venezuela se agrava en lo humano y familiar. Solo Maduro y sus secuaces son los culpables de la crisis humanitaria que vivimos y que se traduce en desnutrición y mortalidad infantil creciente, entre otras consecuencias nefastas y regresionistas que obstaculizan el objetivo de eliminar la pobreza, proteger el medio ambiente venezolano y garantizar la prosperidad para todos los venezolanos.

@williamsdavila

Relacionados: