El Nuevo País .

AD demostró que no es un simple movimiento electoral sino que es la Revolución Democrática en marcha

El diputado Williams Dávila recuerda que en junio Henry Ramos leyó un documento en nombre de la unidad, la cual se compromete a hacer primarias para escoger candidato presidencial, eliminar la reelección y crear un gobierno de unión nacional.

Horcas caudinas fueron destruidas el fin de semana pasado. El pueblo salió a validar a AD y PJ venciendo la ofensiva anticonstitucional de la espuria ANC de quererse imponer a sangre y fuego. Es como querer obligar a tu pareja que te quiera cuando se apaga la candorosa flama del amor. Así está la inconstitucional ANC. Regatea sollozos para que el pueblo sucumba ante sus brazos. Esa flor ya no retoña.

AD demostró que no es un simple movimiento electoral sino que es la Revolución Democrática en marcha. Más de 110.000 militantes validaron su partido. Pese a dificultades y deficiencias nos sentimos orgullosos de seguir el proyecto político y social de Rómulo Betancourt. AD se reencuentra con sus bases y el espíritu y sacrificio de nuestros líderes caídos en el combate contra las dictaduras en el transcurso de 77 años. Fortalecemos nuestro ánimo y compromiso de luchar en Venezuela y en el mundo entero contra la barbarie y la nueva fase del terror totalitarista que, enmascarado cuál corderitos en llamados a la Paz, jamás podrán borrar la huella sangrienta que dejan Maduro y sus secuaces con el asesinato de Oscar Pérez y su equipo de combatientes de la libertad.

La masacre del Junquito llevará a Maduro y a su claque militarista, rezagado y corrupto, al trapiche de la historia donde nunca serán recordados con magnanimidad. Serán señalados con el dedo de la ignominia en las páginas de la historia.

AD validó y deseamos que igual lo haga PJ en su proceso de reparación. Lo hicimos porque AD es un partido de afectos y compromisos, de doctrina, principios y valores, de formación revolucionaria que nos acondiciona para tener visibilidad de consecuencia de nuestros pasos y de la dictadura postmodernista que desgobierna Venezuela.

Sin dejar de hacer un llamado para el análisis de los resultados de la manifestación de voluntad para revisarnos con el propósito de estar a la altura de las exigencias del combate contra la dictadura, vencer en una etapa fundamental del largo proceso para rescatar la Democracia nos incrementa el ánimo y el amor patrio en este momento en que el partido (activo en la búsqueda y fortalecimiento de la unidad del país) debe estimular la participación de todos los demócratas con la seguridad y certidumbre de que proyecte una organización unida y estructurada en todos el país, como es AD.

En todos los frentes lucharemos contra la dictadura. Ninguna brecha debe dejarse al aire libre. La acción coincidente ahora más que nunca promoverá el destino final del Régimen de Maduro: su derrota total.

En junio, nuestro compañero Henry Ramos, en el Hotel Pestana, leyó un documento en nombre de la unidad en el cual surgen tres compromisos estructurales: primarias para escoger candidato presidencial de la Unidad; eliminación de la reelección; gobierno de unión nacional.

Ramos Allup leyó un compromiso para cumplirlo en aras de la ética y de la configuración de un Pacto Por Venezuela.

@williamsdavila

Relacionados:

¡Todos con la fiebre del WhatsApp!

Leer más