El Nuevo País .

El Papa en el Ángelus: “Ninguna enfermedad es causa de impureza”

Créditos de la Imagen: Agencia

En el Día Mundial del Enfermo de este año, que además coincide con la memoria litúrgica de la Santísima Virgen de Lourdes, el Papa Francisco invitó, antes de rezar la oración mariana del Ángelus, a “contemplar a Jesús como el verdadero médico de los cuerpos y las almas”.

Su Santidad recordó como en la purificación y audacia de Jesús se acercó a un leproso y lo sanó.

Posteriormente afirmó que “ninguna enfermedad es causa de impureza” ni “afecta o impide su relación con Dios”, de hecho, señaló – “una persona enferma puede estar aún más unida a Dios”. Sin embargo, lo que sí que nos convierte en impuros es “el pecado”. Francisco recordó que el egoísmo y el orgullo, incluso entrar en el mundo de la corrupción “son enfermedades del corazón de las que debemos ser limpiados, recurriendo a Jesús como el leproso”. Y para liberarnos, debemos acercamos al sacramento de la Reconciliación “con un corazón arrepentido” y es así que la lepra del pecado “desaparece” y volvemos a vivir con alegría nuestra relación filial con Dios.

Relacionados:

¡Todos con la fiebre del WhatsApp!

Leer más