DeportesDestacadoSlide

Portugal destrona a España

La selección española de fútbol no pudo revalidar su título de campeona de Europa en Liubliana. Portugal evitó un nuevo triunfo de los de Venancio, quedándose con su primer título continental. Ricardinho, el mago de Oporto, en un increíble paralelismo con su compatriota y amigo Cristiano Ronaldo, completó por fin un palmarés que era exuberante a nivel de clubes y de galardones individuales, pero al que le faltaba un entorchado con su selección, reseñó ABC.

Con esta victoria Portugal se sacude los complejos que en otras citas internacionales la alejaron del cajón más alto del podio y deja a España con un regusto muy amargo. Más allá de por la derrota en sí por el hecho de que los de Venancio no pudieran sacarse con el título la espina del pasado Mundial de Colombia, en el que mostraron una imagen bastante alejada de la histórica competitividad del equipo.

En la cita de Eslovenia la selección española no ha estado tan brillante como en el anterior Europeo que de Serbia, donde culminó un gran torneo apabullando a la todopoderosa Rusia de los brasileños nacionalizados en la final. Sin embargo sí ha recuperado sus señas de identidad como el juego colectivo, la intensidad defensiva, la riqueza táctica o el acierto en las jugadas de estrategia.

Sin embargo, todo eso no bastó para superar a Portugal, nuevo rey del continente de la mano de su héroe, Ricardinho, que no pudo acabar el partido por lesión. La primera parte fue un compendio en 20 minutos de todo lo que ha vivido España en Eslovenia. Antes del minuto un error en la salida del balón supuso el 1-0 para Portugal. Ricardinho robó ante Miguelín y con apenas un toque se perfiló para fusilar a Paco Sedano. Gol de genio. El mejor portero del mundo nada pudo hacer ante el mejor jugador del mundo.

El tanto no varió el plan de España, que como en todos sus partidos se adueñó del balón para, sin prisa, ir horadando la defensa lusa. La falta de pólvora, otra constante del equipo de Venancio, evitó que el dominio español tuviese reflejo en el marcador. Mientras, Portugal vivía a la espera de un error o de la magia de Ricardinho, que a punto estuvo de sorprender a Sedano con una vaselina desde su campo.

El mostoleño tuvo que intervenir un par de veces cuando España subió el ritmo después de que el seleccionador lo reclamase en un tiempo muerto. Encerró a los lusos más cerca de su portería y les metió en el bonus de faltas con cuatro minutos y medio por jugar, pero también comprobó que cualquier error podía salir caro.

Lea también: El primer oro surcoreano en Pyeongchang homenajea al ruso An, vetado por COI

A un minuto del descanso apareció Marc Tolrá para marcar tras una eléctrica pared con Lin, poniendo de relieve una vez más la fortaleza mental española.

La segunda parte arrancó con dos claras ocasiones españolas salvadas por André Sousa, pero que Ricardinho retrasase su posición para iniciar el juego y una mayor intensidad llevaron a Portugal a coger la iniciativa y crear más peligro. Sin embargo fue España, tras pasar muchos apuros, la que se adelantó en una jugada ensayada.

España amarró la ventaja que le dio el gol de Lin pese al empuje luso, pero a uno y medio del final Bruno Coelho con juego de cinco mandó el partido a la prórroga. En el segundo tiempo, con Portugal moribundo tras la lesión de Ricardinho, Bruno Coelho aprovechó un discutido doble penalti para volver a ponerse por delante. Con solo un minuto por jugar España tuvo el empate, pero el palo certificó el primer título de los lusos.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close