El Nuevo País .

Patinadora americana completa el tercer “triple axel” de la historia olímpica

El patinaje sobre hielo es una de las pruebas más interesantes de los Juegos Olímpicos de Invierno, y en PyeongChang no ha sido la excepción. Así lo demostró la patinadora artística estadounidense Mirai Nagasu al convertirse en historia con un salto espectacular y muy difícil de ejecutar, lo que posó la mirada del mundo del deporte sobre ella, reseñó La Vanguardia.

Antes que la deportista lograra el salto conocido como “triple axel”, sólo dos mujeres lo habían logrado antes en unos Juegos Olímpicos (las japonesas Midori Ito en 1992 y Mao Asada en 2010). La prueba consiste en dar tres giros y un poquito más en el sentido contrario a las agujas del reloj antes de volver a caer al hielo.

Dos japonesas, Ito y Asada, habían sido las únicas en lograr algo parecido en 1992 y 2010, respectivamente.

Lea también: Futbolista Édgar Rito denunciado por presunta violencia doméstica

En cuanto a la competición, de poco le sirvió la proeza a la norteamericana ya que Canadá se quedó con el oro de forma anticipada y le restó suspense al patinaje artístico por equipos. El triunfo quedó asegurado cuando Gabrielle Daleman finalizó tercera, detrás de la rusa Alina Zagitova y de la estadounidense Mirai Nagasu, en el evento de mujeres. Ello dio a Canadá 63 puntos contra 58 de Rusia, cuando sólo restaba la prueba de la danza en hielo. La gran puntuación de Nagasu le valió, al menos, para ayudar a Estados Unidos a colgarse el bronce.

Relacionados:

¡Todos con la fiebre del WhatsApp!

Leer más