SlideVenezuela

Familiares temen por vida de los presos políticos

Familiares de los presos políticos temen por sus vidas, tras la situación irregular ocurrida el pasado jueves en el penal. Señalan que permanentemente solicitan el traslado de sus familiares a otros penales debido a que corren peligro dentro de la prisión 26 de julio, reportó El Nacional.

Carmen Cordero Azuaje, madre del diputado de Barinas por la Asamblea Nacional, William Azuaje, uno de los 15 presos políticos que permanece en la cárcel 26 de Julio, en Guárico, expresó que vive una constante angustia porque la vida de su hijo corre peligro dentro de la prisión. “Siempre hemos pedido a los tribunales que lo trasladen a otro recinto”, añadió. “Cuando he podido ir a ver a William, siempre me han dicho que el objetivo principal de los presos es mi hijo porque es el pez más gordo que tienen”, afirmó.

La madre del diputado indicó que a su hijo le están violando los derechos humanos y recordó que el tiempo que estuvo en la sede del Sebin, en el Helicoide, el político fue encadenado, golpeado y salió con cicatrices en los brazos: “Y nadie se hace responsable de lo que le pueda suceder a mi hijo”, señaló.

Asimismo, a través de un video publicado en Twitter, la esposa y la madre del capitán Jesús María Alarcón Camacho reiteraron su temor por las amenazas de muerte que ha recibido el militar.

El pasado jueves, mientras ingresaban al penal para realizar la visita, familiares de los presos escucharon gritos, disparos y un presunto estallido de una granada dentro de la instalación. Las visitas fueron suspendidas sin previo aviso, señaló El Nacional.

Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones, confirmó la situación irregular que se vivió en la prisión. Debido al hermetismo en el recinto, no se obtuvo más información de lo ocurrido y las autoridades no han declarado sobre lo sucedido.

En el penal 26 de Julio, ubicada en San Juan de los Morros, se encuentran 15 presos políticos y 9 guardias nacionales. Todos ellos, afirmaron familiares, han recibido amenazas de muerte de los reos de la cárcel por no haber participado en el motín del 13 de enero pasado.

Prado puntualizó que los recientes disturbios en las prisiones venezolanas se deben a que los privados de libertad reclaman su traslado a otros centros penitenciarios, el precario estado de la infraestructura, los maltratos que reciben y la escasez de alimentos.

Fuente: El Nacional.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close