EE.UU.Slide

Dos venezolanos sentenciados en EE.UU. por posesión ilegal de armas y municiones

Dos venezolanos fueron condenados por una jueza en EE.UU. por tener un arma ilegal y 284 cartuchos de munición, reseña NewsDay.

De acuerdo al portal, se trata de José Afzal Herbes, quien se declaró culpable de ambos cargos y enfrenta 72 meses de cárcel.

La magistrada Alicia Chankar también lo condenó a 12 meses por ingresar ilegalmente a ese país. Herbes, un panadero de Tucupita, fue uno de los nueve venezolanos que reaparecieron el 8 de marzo en el Tribunal de Magistrados de San Fernando acusados de entrada ilegal y cargos de arma de fuego y municiones.

Lea También: Mike Pompeo será el sustituto de Rex Tillerson en la Secretaría de Estado

Los otros fueron Luis Pineda, Sixto Marcano Sánchez, David Arenas Rodríguez, Luis Medrano Matheus, Aquilino Rodríguez, Michael Pérez Flores, Yonathan Mendoza Gonzales y Manuel Carrión. A través de un intérprete, Herbes le dijo a la corte que entró a EE.UU. con el arma ilegal para venderla y que tenía la intención de usar los ingresos para comprar comida para su familia.

“¿Estamos intercambiando armas y municiones por comida? ¿Es ahí donde llegamos ahora? Nos preguntamos de dónde viene la afluencia de personas que tienen más armas y municiones. Este es un ejemplo de dónde viene “, dijo Chankar. La policía arrestó a los nueve el 22 de febrero en una casa en St James Crescent.

Ahí se encontraron 266 cartuchos de munición de 9 mm y seis cartuchos de munición de .40 mm. Por su parte, Pineda, de 30 años, enfrentó una carga adicional: posesión de un revólver y tres cartuchos de .38 municiones.

Él también se declaró culpable y le dijo al magistrado que lo había obtenido de Herbes. Dijo que debido a las dificultades en Venezuela, tenía la intención de venderlo para obtener dinero para comida.

La jueza lo sentenció a 24 meses por el cargo de arma.

Otras cuatro personas, Sánchez, Matheus, Rodríguez y Aquilino, se declararon culpables de ingresar al país en una fecha y en un lugar desconocido y de no presentarse ante un oficial de inmigración para que lo examinen según lo exige la ley.

La magistrada sentenció a cada uno a 12 meses de trabajos forzados.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close