CulturaDestacado

La Met se sacude su batuta: Hay “evidencias creíbles” sobre Levine

El escándalo de la batuta pedófila sigue como noticia de primera página en The New York Times, luego que la casa de ópera de más prestigio en los Estados Unidos dejara saber a través de un comunicado de su director general, Peter Gelb, que las investigaciones por abuso sexual arrojaron “evidencias creíbles” sobre la “conducta sexualmente abusiva y acosadora” de James Levine, 74, director musical de The Met por más de cuatro décadas.

Las averiguaciones contra Levine las abrió la MET en diciembre de 2017 al verse expuesta por la denuncia reportadas por The New York Times. Denuncias que no tomaron por sorpresa al Señor Gelb puesto que en 2016 los investigadores de Lake Foresto Police le pusieron al tanto  sobre sus investigaciones contra Levine por hostigamientos sexuales: “…both before and during the period”, es decir, desde 1986 hasta los tiempos en los cuales Levine trabajaba en la Met, según dice el comunicado.
Fue una caída de telón extraordinaria para un maestro legendario, a quien muchos consideran el mejor director estadounidense desde Leonard Bernstein.

La MET no dio a conocer los detalles de la investigación aunque dijo que (hasta ahora ) el expediente incluye entrevistas con 70 personas. Así mismo dijo que la investigación “descubrió evidencias creíbles de que el Sr. Levine tuvo una conducta sexualmente abusiva y hostigadora hacia los músicos sobre quienes tenía autoridad en las primeras etapas de sus carreras -uno de los abusados contó que tuvo que someterse a terapia para poder superar el abuso, incluso hasta pensó en suicidarse. Los informes de estos terapeutas deben formar parte del voluminoso expediente.

Lea también: Yordano requiere ayuda económica para costear operación de emergencia (+Fotos)

A todas estas, ¿qué dice Mr. Levin?

-Mis amigos y mis enemigos lo comprobaron, y hasta el día de hoy, no tengo ni idea de dónde vinieron esos rumores o parra qué sirvieron, dijo el músico clásico l ser consultado en su momento.

El deshonroso escándalo cae sobre la Met en un momento de vulnerabilidad económica que le asesta un serio golpe a su caja registradora. Con un presupuesto de gastos de $300 millones, la organización de artes escénicas más grande del país depende en gran medida de la generosidad de los sponsors motivado a la caída de su taquilla -la ópera sigue siendo en América un espectáculo costoso para el bolsillo de la clase media. Ahora la directiva del templo de la música del Lincoln Center se ve obligada a conquistar tanto al filántropo como al público y enfrentar preguntas difíciles sobre lo que sabía, o debería haber sabido, sobre su director estrella.  Todo parece ser un secreto a sotto voce, y las lenguas se sueltan…

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close