DestacadoSlideVenezuela

Conoce la maquinaria de lavado entre Nicolás Maduro y Daniel Ortega

El “Acuerdo sobre la Cooperación en el sector energético entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el Gobierno de la República de Nicaragua” destaca entre sus objetivos:

  • Fortalecer las relaciones energéticas “a través de la conformación de empresas mixtas, empresas de servicios y otros sectores de interés mutuo”
  • Conformación de empresas mixtas entre PDVSA y los entes estatales que designe el gobierno de Nicaragua
  • Optimización de suministro de combustible en el mercado interno; suministro de crudo y productos refinados
  • Evaluación de proyectos para la construcción de terminales de transporte de GLP
  • Posible construcción de un gasoducto transcaribeño
  • Mejora de la infraestructura de terminales, distribución, almacenamiento de crudos
  • Cooperación para la generación, transporte y distribución de energía eléctrica.

Se sumaba así Nicaragua al “eje socialista” de naciones que Hugo Chávez había venido conformando desde su llegada al poder y a las que mantenía como aliadas a través de un esquema caracterizado por las ayudas económicas y el suministro de petróleo a bajo costo.

Lea también: Exembajador de Chile en Venezuela: corrupción del Gobierno de Maduro está desatada y es a todo nivel

En el acuerdo Petrocaribe constituye un mecanismo mediante el cual Nicaragua, a través de un actor económico privado, realizaría pagos en efectivo y de contado a sólo una parte de su factura petrolera, la cual está ajustada a una banda de precios internacionales del barril de petróleo. La restante deuda formaría parte de un préstamo a largo plazo y con tasas de interés preferenciales que Alba de Nicaragua, S.A. administraría.

Se convertía de este modo la cooperación venezolana en el principal motor financiero del gobierno de Nicaragua al otorgarle recursos que el gobierno de Daniel Ortega destinó para financiar proyectos populistas e inversiones en empresas privadas.

El análisis establece que si bien la población de Nicaragua ha recibido algunos beneficios derivados de la participación en el programa de suministro petrolero, no puede hablarse de una distribución equitativa de los mismos, pues al contrario, el sectarismo ha sido la principal característica al momento de la repartición, pues solamente grupos de poder alrededor del gobierno han sacado provecho del mismo.

Así pues, los recursos suministrados por Venezuela, han contribuido solamente al deterioro del sistema democrático nicaragüense en el que Daniel Ortega ejerce el poder autoritariamente y ha sido reelecto inconstitucionalmente.

 

Las conclusiones del informe

Los analistas concluyen que el formato de “cooperación” venezolana utilizado en Nicaragua permitió administrar de manera discrecional fondos en préstamo por USD 3.743 millones al gobierno de Daniel Ortega por más de 11 años, y es una de las razones por las cuales este gobierno considerado autoritario se mantiene en el poder.

Tal discrecionalidad repercutió en una privatización de los fondos a ser utilizados tanto en negocios particulares de la Presidencia como de sus allegados, quienes se han lucrado directamente con estos dineros.

Esta circunstancia permitió que el sector privado de Nicaragua tuvo oportunidad de venta de productos nacionales a Venezuela, participando activamente en el esquema de Petrocaribe.

La reducción de los precios internacionales del petróleo y la liquidez generada por el acuerdo Petrocaribe hizo que muchos de los compromisos, que la “cooperación” venezolana cubría, pasaran a integrar el presupuesto de Nicaragua.

Los analistas aseguran que existen pruebas del manejo inadecuado de los fondos para empresas privadas directamente ligadas a la Presidencia de Nicaragua. Añaden que la ausencia de Estado de Derecho, así como la partidización total del sistema judicial ha propiciado la irregular operación de personas y empresas con protección del Estado.

Por último, instan a investigar la acumulación de riqueza a través de testaferros y terceras personas allegadas al Gobierno de Nicaragua en razón de que el esquema de triangulación utilizado en las operaciones hace presumir actividades de legitimación de capitales.

Fuente: venezuelaaldia.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close