EspañaSlide

La última palabra de Junqueras ante Llarena: Convocar un referéndum no es delito

Oriol Junqueras ha comparecido este lunes en el Tribunal Supremo para un turno de última palabra ante el instructor del caso, el magistrado Pablo Llarena. El trámite celebrado es la llamada declaración indagatoria, en la que el juez entrega al afectado el auto de procesamiento y le ofrece la posibilidad de pronunciarse sobre su contenido. Este auto es el que fija los hechos que pueden ser objeto de acusación en el juicio y en la práctica se dicta cuando el juez da por concluida la investigación.

Así pues, suele corresponder con la última comparecencia del imputado ante el instructor antes de pasar a manos del tribunal que se encargará del juicio.

El ex vicepresidente de la Generalitat, en prisión por el 1-O, ha sido el primer procesado citado. Según fuentes de la acusación, Junqueras ha afirmado que “se está vulnerando la libertad ideológica” y, en la línea de declaraciones anteriores, se ha descrito como un hombre de paz incapaz de planear los actos de violencia que recoge el auto de procesamiento. “Creo en la dignidad humana, en el pacifismo y en la convivencia”, ha afirmado, según esas fuentes. Y lo ha hecho al tiempo que negaba la esencia de lo que se está investigando: “Convocar un referéndum no es delito”.

Como en el resto de miembros del Govern, la rebelión por la que Llarena procesa a Junqueras es del tipo agravado, ya que se habría cometido junto al delito de malversación. Sobre este aspecto, el ex vicepresident ha declarado que “no se ha dedicado un solo euro del presupuesto al proceso”.

Sus palabras coinciden con la afirmación del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de que las urnas del referéndum no se pagaron con fondos públicos. «Yo no sé con qué dinero se pagaron esas urnas de los chinos del 1 de octubre, ni la manutención de Puigdemont. Pero sé que no con dinero público», ha sostenido Montoro .

Con información de El Mundo

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close