Mundo

Trump le mostró a Kim en la cumbre su limusina a prueba de bombas

Durante la histórica cumbre en Singapur, el presidente Donald Trump mostró al líder norcoreano Kim Jong-un el interior de su limusina presidencial blindada, la cual es apodada “La Bestia”. Tras tres horas y media de reuniones, ambos líderes interrumpieron su almuerzo para pasear juntos y se dirigieron hacia la comitiva de vehículos aparcados frente al hotel Capella, sede de la cumbre, donde Trump le enseñó a Kim el interior de su Cadillac de nueve toneladas a prueba de balas y bombas.

El vehículo presidencial de Trump tiene incluido oxígeno en caso que se produzca un ataque químico además de poseer un tipo de neumáticos especiales que siguen rodando si hay un reventón y una placa de acero en la parte baja para proteger el chasis de bombas o granadas.

Kim también cuenta con una limusina blindada Mercedes Benz que ha empleado para sus desplazamientos por carretera en Singapur o en la cumbre intercoreana de finales de abril, y que atrajo la atención de las cámaras al circular flanqueada por su equipo de guardaespaldas personales, quienes corrían al lado del vehículo. Durante el almuerzo, Trump bromeó ante las cámaras y preguntó a los fotógrafos si estaban tomando unas buenas instantáneas: “¿Salimos bien, guapos y delgados? Perfecto”. Este momento se produjo poco antes de que ambos líderes firmaran una declaración conjunta y que el presidente estadounidense afirmara que la desnuclearización de la península coreana empezará “muy rápido”.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close