España

El independentismo radical culpa a Torra de romper con el 1 de octubre

Tras la reunión con Sánchez, la CUP acusa al 'president' de doble lenguaje al defender la república con retórica y resignarse al autonomismo

El independentismo radical, integrado por la CUP, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y los Comités de Defensa de la República (CDR), ha salido en tromba en contra de Quim Torra tras la reunión que mantuvo este lunes en La Moncloa con Pedro Sánchez.

Los anticapitalistas temen que el presidente de la Generalitat esté intentando pactar “por arriba y en los despachos” acabar con lo que “construyeron los ciudadanos” en el referéndum del 1 de octubre. La CUP ha asumido que será un vigía y que su misión será frenar cualquier acuerdo que frene un derecho, que consideran ya ejercido a través de la desobediencia civil, activa y no violenta.

En un tono contundente, María Sirvent, diputada de la CUP, envió este martes un “mensaje muy claro” al Govern. “No se puede ir en dos direcciones a la vez. No se pueden coger dos caminos opuestos.

No se puede defender desde la retórica la república catalana, y a la vez, seguir aplicando políticas neoliberales por consejeros que están gestionando la normalización del autonomismo y acatar sus limitaciones”, explicó en un análisis en el Parlament. “No se puede dialogar con quien nos quiere sometidos, humillados, nos quitan la república y aplica la represión”.

Pero esta visión no es exclusiva de la CUP. La cuenta oficial de los CDR avisó el mismo martes de que no aceptaban ahora “ni pactos o cambios de rumbo” ni de qué han llegado hasta aquí para hablar del Estatut. “Tire adelante lo que prometió o dimita”, espetaron a Torra. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) parte de la premisa que, en la línea de la CUP, los catalanes ya han ejercido el derecho a la autodeterminación: “Implementemos el 1 de octubre”, afirman.

Información de EL PAÍS

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close