El Nuevo País .

Suspendido el responsable del máster de Cifuentes por funcionamiento irregular

El rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos, ha suspendido cautelarmente de sus funciones al catedrático Enrique Álvarez Conde, el director y tutor del máster de Cristina Cifuentes, y ha abierto expediente disciplinario a Amalia Calonge, la funcionaria que cambió las notas de la presidenta madrileña, al apreciar “un funcionamiento gravemente irregular” en el sistema de calificaciones del posgrado. Reseña: El Mundo

También ha iniciado auditorías de todas las actividades relacionadas con los institutos y centros propios de este campus público para “verificar que todos los procesos relacionados con la gestión académica y económica se llevan a cabo cumpliendo la legalidad vigente y la ética profesional”.

Así se lo ha comunicado este viernes el responsable de la URJC a los miembros del Consejo de Gobierno, reunidos en el campus de Móstoles (Madrid), a quienes ha dicho que anulará el título de Cifuentes “de dictarse sentencia firme reconociendo los hechos”.

El rector abrió el pasado 21 de marzo un expediente de información reservada que quedó suspendido al detectar que había sido falsificada el acta que supuestamente certificaba que Cifuentes había defendido en 2012 su Trabajo de Fin de Máster (TFM). Estos hechos llevaron a que diera traslado del procedimiento a la Fiscalía. No obstante, la investigación de todo lo relacionado con el Instituto de Derecho Público, dirigido por Álvarez Conde, ha seguido.

Álvarez Conde es el catedrático que dio orden de falsificar el acta del TFM y también el principal valedor de Cifuentes, ya que es el único que asegura que la dirigente del PP defendió su TFM y que él se lo corrigió.

“Los datos y declaraciones reflejan versiones contradictorias sobre la veracidad del acta de evaluación del Trabajo de Fin de Máster de la alumna Doña Cristina Cifuentes, de fecha 2 de julio de 2012, proporcionada al rector por el director del Instituto de Derecho Público, pudiendo existir indicios de la comisión del delito de falsificación de documento público, tipificado en los artículos 390 y siguientes del Código Penal”, recalca el rector en un informe que ha proporcionado a los miembros del Consejo de Gobierno.

Además del delito penal, el rector ha apreciado la existencia de indicios de “graves irregularidades administrativas” y por eso ha procedido a incoar expediente disciplinario a la funcionaria que en 2014 cambió las notas de Cifuentes, supuestamente por “un error administrativo”. Considera que Calonge no pertenecía a la unidad competente para cambiar las notas y no tenía “la autorización para hacerlo”. Tampoco lo comunicó, ni antes ni después, al jefe de servicios de dicha unidad.

También considera que las diligencias efectuadas “revelan un funcionamiento gravemente irregular” del Instituto de Derecho Público “respecto al desarrollo del Máster Universitario de Derecho Público del Estado Autonómico y las calificaciones efectuadas en el mismo”. Y advierte que Álvarez Conde ha incumplido la obligación de remitir memoria de actividades, gestión y cuentas del instituto, tras serle requeridas.